Actualizado 14/10/2009 21:47 CET

Fiscales participantes en un curso en Mariñán demandan la puesta en marcha de una Fiscalía Europea "descentralizada"

A CORUÑA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes del ámbito de la Fiscalía que participan en el Pazo de Mariñán, en el municipio de Bergondo (A Coruña) en un curso de la Escuela de Verano del Ministerio Fiscal, coincidieron hoy en la necesidad de poner en marcha la Fiscalía Europea, un órgano que según expusieron los expertos participantes, deberá estar organizado de manera "descentralizada" y con un "número suficiente de delegados para cada jurisdicción".

Entre los expertos presentes en la primera sesión de este curso, estuvo hoy el fiscal de la sección internacional de la Fiscalía General del Estado, Jorge Espinosa, quien señaló que el objetivo de la Fiscalía Europea será "descubrir a los autores de infracciones penales relevantes que perjudiquen a la Unión Europea, incoar un procedimiento y solicitar la apertura de juicio".

No obstante, en su intervención precisó que se trata de un organismo que no se va a crear a corto plazo y que deberá guiarse por criterios de eficacia y de naturaleza institucional. "No es cuestión de contribuir a la creación de otro macroorganismo europeo, sino de poner en marcha una estructura central tan robusta como sea necesaria que permita potenciar y agilizar la acción judicial entre los estados miembros", puntualizó.

En esa misma línea se pronunció Miguel Carmona, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), quien explicó que "la creación de la Fiscalía Europea permitirá una comunicación directa entre las autoridades fiscales y judiciales, sin la intermediación de los gobiernos".

Por su parte, Thierry Cretin, director de la Oficina de Lucha contra el Fraude (OLAF) se mostró ilusionado con la idea de poner en marcha la Fiscalía Europea. Sin embargo, se mostró prudente acerca de los resultados y advirtió de que "el espíritu europeo no es tan fuerte en la actualidad como lo fue años atrás".

"Esa disminución de entusiasmo puede afectar negativamente al desarrollo del proyecto", advirtió, aunque abogó por "seguir caminando en esta dirección" y remarcó que este organismo "no podrá funcionar si no hay cooperación entre los distintos países".

Para asegurar la eficiencia operativa y la necesaria unidad como órgano de investigación y enjuiciamiento, todos los ponentes coincidieron en la necesidad de que la fiscalía comunitaria deberá ejercer sus funciones y actuar en investigaciones individuales, bajo la autoridad jerárquica del fiscal europeo.

Estas jornadas continuarán mañana con la intervención de José Luis Lopes da Mota, presidente del Colegio de Eurojust. El acto estará presidido por el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido.