Publicado 02/05/2021 15:59CET

La Fiscalía pide 12 años de prisión para un acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja, menor de edad

PONTEVEDRA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide 12 años de prisión para un acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja, menor de edad, al que se juzgará en una vista que se celebrará este jueves en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Según relata el Ministerio de Fiscal en su escrito de acusación, los hechos tuvieron lugar durante la tarde del 31 de diciembre de 2017 en el domicilio en el que el procesado residía con su pareja sentimental y la hija de ésta. Así, este hombre entró en un dormitorio en el que se encontraba la menor, con la que convivía desde hacía ocho años, y "con ánimo libidinoso", "le tocó por debajo de la ropa los pechos y la vulva, sin su consentimiento y contra su voluntad".

En varias ocasiones comprendidas entre esa fecha y septiembre de 2018, "el procesado se acercó a la niña y, con ánimo libidinoso le tocó los pechos y la vulva, sin su consentimiento y contra su voluntad". Estos hechos ocurrieron "siempre en el domicilio familiar" y "cuando el procesado entraba en el dormitorio de la pequeña con la excusa de darle las buenas noches" o "cuando la encontraba por la casa y la madre estaba dormida o no estaba cerca y estaba ocupada".

Asimismo, a finales de septiembre de 2018, un día en el que la menor comenzó a colgar cuadros en la pared de la vivienda, "el procesado, con ánimo libidinoso, empezó a frotar con su mano la vulva de la niña, para a continuación introducirle en la vagina uno o dos dedos, sin su consentimiento y contra su voluntad".

En virtud de un auto judicial dictado en octubre de 2018, se prohibió al acusado acercarse a la menor y comunicarse con ella por cualquier medio durante toda la tramitación del procedimiento.

PETICIÓN DE PENA DE CÁRCEL

El Ministerio Fiscal ha considerado que los hechos descritos constituyen un delito de abuso sexual continuado, por lo que ha reclamado que se imponga una pena de 12 años de prisión al acusado, así como la medida de libertad vigilada durante los ocho años posteriores al cumplimiento de la condena.

Además, ha pedido su inhabilitación para profesiones u oficios que conlleven contacto regular y directo con menores de edad por un tiempo superior en cinco años a la pena de prisión impuesta. También ha demandado que se prohíba al procesado acercarse a la menor y comunicarse con ella durante un tiempo superior en seis años a la pena de cárcel y que la indemnice en 25.000 euros. Asimismo, ha solicitado que el juicio se celebre a puerta cerrada para preservar el derecho a la intimidad de la niña y su familia.

Contador

Para leer más