Fiscalía pide 28 años de cárcel para el acusado de asesinar a su mujer en Becerreá (Lugo) en febrero de 2016

Publicado 12/11/2018 17:34:24CET

   El hombre mató a su esposa con una escopeta cuando, supuestamente, ella le había pedido el divorcio

   LUGO, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía pide un total de 28 años de cárcel para el hombre acusado de matar a su mujer con una escopeta el 12 de febrero de 2016 en Becerreá (Lugo). Además del delito de asesinato, el varón se enfrenta a un delito de amenazas y de malos tratos.

   Según consta en el documento de conclusiones provisionales del Ministerio Público, recogido por Europa Press, el presunto asesino, JM.C.N., contrajo matrimonio con A.G.N., madre de dos hijos menores --B.B.B. y C.C.C.--, en mayo de 2015. Los cuatro residían en el municipio de Becerreá.

   El 20 de enero de 2016, tal y como relata Fiscalía, el acusado requirió a su mujer para que se dirigiese al fondo de la finca en la que vivían y, cuando esta llegó allí, "con ánimo de atemorizarla e infundirle miedo, le apuntó con una escopeta" y le dijo: "Voy a dejarte seca, voy a dejarte seca".

   Ya el 8 de febrero, A.G.N. y sus dos hijos abandonaron el domicilio debido a las "constantes desavenencias conyugales" con JM.C.N.. Días después, el 12 de ese mismo mes, la mujer volvió al domicilio junto a sus dos hijos menores y su suegra --la madre del acusado-- para hablar con él "sobre los problemas por los que atravesaba la pareja y la forma de afrontarlos".

   Cuando llegaron al domicilio, JM.C.N. se encontraba en el interior de una de las habitaciones con el cerrojo puesto, negándose a salir a pesar de las peticiones del resto de personas. En este contexto, su esposa le dijo: "Ya está, esto no tiene arreglo, así que te pido el divorcio, están de testigos tu madre y mis hijos".

   Acto seguido, según la conclusiones previas de la Fiscalía, A.G.N. bajaba para las escaleras para dirigirse a la cocina, momento en el que su presunto asesino salió de la habitación de forma sorpresiva con una escopeta debidamente cargada. Así, sin previo aviso y viendo que su mujer estaba de espaldas, le disparó por la espalda, lo que provocó su inmediato fallecimiento.

HERIDO UNO DE LOS HIJOS

   Además, JM.C.N., pese a tener pleno conocimiento de la posición de uno de los hijos menores de su esposa y de la posibilidad de que le alcanzase el tiro, "no dudó" en efectuarlo, causándole a B.B.B. heridas en la mano izquierda y en el muslo izquierdo que tardaron en curar, según Fiscalía, 21 días.

   Asimismo, al presenciar los hechos ambos hijos menores de A.G.N., sufrieron un trastorno por estrés postraumático que requirió de intervención profesional durante seis meses.

   El hombre ingresó en prisión provisional días después de los hechos, después de confesarlos ante el teniente de alcalde de Becerreá, tras lo cual fue detenido por la Guardia Civil.

ASESINATO CON ALEVOSÍA

   Por todo ello, el Ministerio Público solicita para el acusado 25 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía, dos por delitos de amenazas a su mujer, así como otro año por malos tratos. De igual modo, JM.C.N. no podrá acercarse a menos de un kilómetro ni mantener comunicación alguna con los hijos, la madre y la hermana de la fallecida durante más de 40 años.

   Además, en el ámbito de la responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar, en concepto de daño moral, con 81.000 euros a los dos hijos de A.G.N., con 41.000 euros a la madre, y 16.000 a la hermana. Asimismo, deberá desembolsar 20.000 euros para cada uno de los hijos, así como 5.000 euros para B.B.B. por las secuelas del disparo.

   El escrito de fiscalía también solicita que se abra el correspondiente juicio oral en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Becerreá.