Galicia, la comunidad autónoma con mayor índice de accidentes laborales mortales

Galicia, la comunidad autónoma con mayor índice de accidentes laborales mortales, con hasta 50 fallecidos en 2018
EUROPA PRESS
Actualizado 22/04/2019 15:07:04 CET

Pesca y agricultura se sitúan a la cabeza de las estadísticas, aunque todos los sectores aumentan su siniestralidad menos construcción

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Galicia se situó en 2018 como la comunidad autónoma española con un mayor índice de accidentes laborales mortales, con hasta 50 fallecidos el año pasado, lo que supone 6,05 personas finadas en jornada laboral por cada 100.000 trabajadores, frente a la media estatal, que se situó en 3,24.

Todo según datos del 'Informe de Siniestralidad Laboral en Galicia en 2018' elaborado por Comisiones Obreras (CC.OO.), que señala que de los 50 muertos gallegos, 48 fueron hombres, lo que supone ocho más que en 2017, mientras que dos fueron mujeres, una menos que el año anterior.

Así, las causas más frecuentes de mortalidad laboral fueron los infartos y otras patologías no traumáticas, con 16 accidentes, un 32% del total, así como los aplastamientos por atrapamiento y amputaciones, con 12 casos, un 24% de los accidentes mortales. A continuación están los choques o golpes contra objetos en movimiento (11), los ahogamientos y sepultamientos (6) y las caídas o golpes con aplastamientos contra objetos inmóviles, (5).

La pesca fue el sector de actividad con mayor índice de incidencia de accidentes mortales. El segundo puesto lo ocupó la agricultura y el tercero la construcción. Por debajo de la media solo se situaron la industria y los servicios. Asimismo, todos los sectores aumentaron sus accidentes mortales menos la construcción.

PROVINCIAS

Por provincias, en A Coruña murieron el año pasado 18 personas mientras trabajaban, 17 en Pontevedra, así como 12 en Lugo y 3 en Ourense. Sin embargo, el mayor índice vuelve a ser el de la provincia lucense, ya que han muerto 12,15 personas por cada 100.000 trabajadores.

Según ha destacado el secretario de Salud Laboral de CC.OO., Roi Fernández, este lunes en una rueda de prensa, estos datos son debidos a tres causas principales. En primer lugar, por la "falta de trabajo en prevención", en segundo lugar "la alta precariedad del mercado del trabajo en Galicia", y además por el "elevado peso que los sectores primarios" tienen en la economía, "donde se registran la mayor parte de estos siniestros".

Por todo ello, CC.OO. ha pedido la derogación de la reforma labora, ya que, a su juicio, "fomenta la precariedad laboral", por lo que "está asociada a los accidentes de trabajo".

ACCIDENTES CON BAJA

Por su parte, Comisiones Obreras ha contabilizado un total de 30.972 accidentes de trabajo con baja laboral, lo que supone un 0,02% más. Sin embargo, debido al aumento del número de trabajadores en Galicia, el índice medio descendió un 0,64%.

De todos ellos, 3.031 fueron 'In itinere', mientras que más de 27.940 durante la jornada laboral. Asimismo, CC.OO. ha destacado que la incidencia de los accidentes es mayor en los hombres que en las mujeres.

Por tipos de contratos, los autónomos tuvieron en 2018 más de 1.180 accidentes con baja en su jornada laboral, mientras que los empleados con contrato indefinido accidentaron cerca de 15.100 veces y 11.640 los temporales.

En este sentido, el sindicato ha explicado que las personas con un contrato temporal sufrieron el 41,7% de los accidentes de trabajo, a pesar de que este colectivo solo representa el 26,6% de la población asalariada. "Resulta evidente que la siniestralidad también va de la mano del trabajo precario", ha criticado.

"Tenemos que hacer un año más una valoración negativa. A pesar de que sí han bajado los índices de accidentes leves y graves, han aumentado los mortales. No estamos avanzando en la prevención de riesgos como tendríamos que hacerlo", ha lamentado Roi Fernández.

ENFERMEDADES

Por su parte, también han puesto el foco en las enfermedades laborales, destacando que el año pasado 1.465 personas sufrieron alguna de ellas, de las cuales 853 pidió la baja. Así, han pedido un mayor control sobre las mutuas, para que no se cataloguen como enfermedades comunes aquellas que se deben al trabajo.

"Como sociedad no nos podemos permitir que no se identifiquen al cien por cien las enfermedades contraídas en el trabajo", ha destacado Fernández, quien ha añadido que "si una enfermedad laboral se clasifica como común, se recortan los derechos económicos de los trabajadores y, además, sobrecarga la Seguridad Social con costes que deberían asumir las mutuas".

Contador

Para leer más