Actualizado 16/12/2020 14:39 CET

Galicia recomienda que las reuniones de navidad sean solo de convivientes y no sobrepasar las seis personas

Navidad del  año 2020 en Santiago de Compostela. Rúa do Franco.
Navidad del año 2020 en Santiago de Compostela. Rúa do Franco. - EUROPA PRESS

  

Pide que las unidades familiares sean siempre las mismas y no se "anden rotando" y limitar otros contactos sociales durante esas fechas  

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

   El plan de Navidad diseñado por el comité clínico que asesora a la Xunta en relación a la pandemia incluye tres escenarios recomendados para las celebraciones de Navidad este año, el principal de ellos que las cenas y comidas se limiten a "una única unidad familiar de convivientes", así como que, en el caso de ser varias, no se superen las seis personas, sin contar a los niños menores de 10 años.

   Así lo ha anunciado este miércoles el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, que ha reiterado en varias ocasiones la necesidad de optar por las medidas más prudentes y restrictivas de forma preferente. "Esta es la ultima Navidad sin vacuna, no tiremos por la borda todo el trabajo hecho", ha zanjado.

   Con ello, el plan de Navidad de Sanidade incluye como recomendación principal que las fiestas se celebren exclusivamente dentro de la unidad de convivencia. En caso de que sea "imprescindible" sumar a alguien más, se plantea un segundo nivel de seguridad con la incorporación de otra unidad familiar, hasta un máximo de dos.

   A mayores, Sanidade ha tenido en cuenta los casos en los que, reunidas ya dos unidades familiares, existan, por ejemplo, "personas mayores que viven solas y que va a ser difícil que no celebren la Navidad" con sus allegados. En estos casos en los que los concelebrantes sean más de dos unidades familiares, algo "excepcional", piden las autoridades, las reuniones se limitarán a un máximo de seis personas, sin contar los niños menores de 10 años.

   En cualquier caso, García Comesaña ha instado a "no hacerse trampas al solitario" y ha recordado que la recomendación es que las unidades familiares "sean estables durante el periodo de Navidad", esto es, que sean siempre las mismas para todos los encuentros y "no se anden rotando".

   Del mismo modo, Sanidade recomienda los "mínimos contactos posibles en días previos" y que "se reduzcan las relaciones sociales" con personas ajenas a estos grupos familiares durante estas fechas, con el objetivo de reducir riesgos.

PROTOCOLO PARA CENAS Y COMIDAS

   Del mismo modo, el plan elaborado en el seno del comité clínico, incluye una serie de recomendaciones adicionales a la hora de celebrar las cenas y comidas de Navidad, que deberán ser, preferentemente, en un lugar exterior o bien ventilado, con las ventanas abiertas durante la velada.

   Los participantes, "por supuesto, sin síntomas", se distribuirán en una "mesa grande", que garantice la distancia de seguridad de 1,5 metros entre comensales y deberán "mantener la mascarilla puesta siempre que sea posible", excepto para el momento de comer.

   Es recomendable que la mesa la ponga "una única persona" y que se haya desinfectado las manos previamente, "preferentemente con agua y jabón". Los participantes deben "abstenerse de saludos" y "no compartir bebidas ni alimentos". Cuando alguien se levante de la mesa, deberá desinfectarse las manos antes de volver a sentarse, ha apuntado el conselleiro.

GALICIA, CERRADA

   Como el resto de comunidades autónomas españolas, Galicia permanecerá cerrada entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, excepto para motivos justificados, entre los que se encuentra reunirse con familiares "en esos días concretos". "Esto reduce muchísimo la movilidad o debería reducirla", ha explicado el conselleiro, que ha precisado que, aunque el concepto de "allegados" no cuenta con respaldo en el comité clínico, esta incluido en el documento elaborado por el ministerio.

   También se mantendrá la directriz estatal de establecer el toque de queda entre las 23,00 y las 6,00 horas de forma general y ampliarlo hasta la 1,30 horas el día de Nochebuena y el de Fin de Año.

   Los cierres perimetrales de ayuntamientos que decidan mantenerse en las próximas reuniones tendrán vigencia, pero se permitirá franquearlos para acudir a comer o a cenar con la familia durante las celebraciones de Navidad como motivo justificado.

   PRUEBAS PCR

   Adicionalmente a estas medidas, el conselleiro ha avanzado que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) citará para realizar pruebas PCR o de antígenos a los estudiantes que regresen a Galicia y a los viajeros que lleguen a la comunidad procedentes de las zonas consideradas de riesgo.

   Además, en Galicia sigue activo el registro de viajeros, que en verano contabilizó unas 500.000 personas, y que dieron lugar a 10.000 PCR que permitieron evitar cadenas de contagios. En este registro se pueden anotar todas las personas procedentes de fuera de la comunidad --y es obligatorio en el caso de las zonas de riesgo-- y, de este listado, serán citadas aquellas personas que procedan de lugares con alta incidencia.

   También se pueden anotar para realizar las pruebas diagnósticas aquellos estudiantes que regresen a sus casas familiares aun estudiando en la propia comunidad gallega, pero en una ciudad diferente y con otra unidad de convivencia de referencia. Estas pruebas se harán en coordinación con las áreas sanitarias para citar lugar y hora de estas pruebas. En el caso de personas que procedan del extranjero, García Comesaña ha recordado que está vigente la norma estatal de llegar con una PCR realizada en las últimas 72 horas.

"PRUDENCIA" PARA "LA ÚLTIMA NAVIDAD SIN VACUNA"

   Aunque se trata de "medidas estrictas" y "duras", el conselleiro ha apelado a la responsabilidad de la población para celebrar con prudencia la que será "la última Navidad sin vacuna" y para "no tirar por la borda" el trabajo hecho. "No nos relajemos, no vale la pena", ha subrayado.

   En la misma línea, Marina Varela, integrante del comité clínico, ha pedido a la población, "ahora más que nunca", un "esfuerzo adicional durante las próximas semanas". "Será una Navidad distinta, con abrazos desde la distancia, pero con una mirada de esperanza hacia los próximos meses con la llegada de la vacuna", ha dicho la doctora.

   Así, ha pedido a la población que "de forma prioritaria" cumpla las normas y mantenga el uso de la mascarilla, la distancia, la higiene de manos y la vigilancia de síntomas, así como que se cumplan las cuarentenas. "No nos podemos permitir ni un solo gesto que permita a este virus hacerse fuerte entre nosotros y entrar en una tercera ola de pandemia. Recordemos que la vida de los más frágiles es lo más importante en este momento", ha sentenciado.

   Por su parte, Julio García Comesaña ha admitido que, la recomendación de que se celebre la Navidad solo con convivientes es "la más estricta posible", pero ha apelado a la implicación social. En todo caso, la situación podrá revisarse a lo largo de las próximas semanas en las reuniones del comité clínico en caso de que la evolución epidemiológica lo haga necesario.

Para leer más