Iglesias dice que la democracia es que el acceso a la sanidad no dependa "de la caridad de ningún millonario"

26M.- Pérez (Marea de Vigo) pide a la ciudad "perder el miedo por fin" ante las "amenazas" y el "clientelismo"
Marta Vázquez Rodríguez - Europa Press
Publicado 22/05/2019 14:32:55CET

   Dice que en las negociaciones con el PSOE no le pedirán "nada difícil", y que son "conscientes" de su fuerza

   MADRID / VIGO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha cargado de nuevo contra las donaciones de Amancio Ortega a la sanidad pública, señalando que la diferencia entre una democracia y una dictadura es que en la primera cualquier persona "independientemente de su cuenta bancaria" tiene acceso a los mejores hospitales y a los mejores profesionales, y que esto no dependa "de la caridad de ningún millonario sino del Estado".

   En un mitin en Vigo, el líder 'morado' ha incidido en que sin derechos sociales no hay democracia, y por este motivo, plantearán al PSOE, para un gobierno de coalición, "un programa democrático que se fundamente en el cumplimiento de los derechos sociales".

   En este sentido, ha apuntado en clara alusión a Ortega que "los multimilonarios no necesitan" que se garanticen esos derechos sociales porque "les molesta el Estado" y "les molesta tener que pagar impuestos". "No necesitan sanidad publica, ni escuelas públicas", ha dicho, para añadir que quien necesita el derecho, la ley, y las instituciones "es la mayor parte de la gente".

   Así, ha insistido en que su programa de gobierno para negociar una coalición "va a ser básicamente que la ley la tiene que cumplir todo el mundo, no solo la gente humilde".

"NO PEDIREMOS NADA DIFÍCIL"

   En este sentido, sobre las negociaciones con el PSOE para la formación de ese hipotético Gobierno de coalición, Iglesias ha indicado que desde Unidas Podemos no pedirán "nada difícil, nada complicado", sino que demandarán que lo que contiene la Constitución Española se cumpla. "No vamos a pedir nada difícil, nada complicado, somos conscientes de nuestra fuerza, pediremos lo que esta contenido en el texto de la Constitución", ha especificado, para luego lamentar que algunas formaciones la usen como arma arrojadiza y no la lean.

   Tras esto, el líder morado ha afeado a la banca (señalando a la presidenta del Santander, Ana Patricia Botín) y a la CEOE que explícitamente se pronunciaran sobre la necesidad de que Unidas Podemos no llegue al Ejecutivo. "Aun así hay una mayoría social que ya no se lo cree y quiere un gobierno progresista que se traduzca en políticas que beneficien a la gente", ha añadido.

   Tras esto, ha ahondado en las propuestas que configuraban su programa electoral, como el de que haya un sistema fiscal proporcional (ha aludido al artículo 31 de la Constitución) que haga que no solo los trabajadores asuman la carga fiscal del país.

   También se ha referido al artículo 35 para destacar que gracias a ellos el Gobierno subió el Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros y que frente a los augurios de "caos", "no se ha hundido la economía". "Nosotros decimos que hay que subirlo todavía más, que no es por justicia social sino por eficacia económica", ha añadido.

"NOS HAN GOLPEADO DURO"

   Durante su intervención, el líder de Podemos ha recordado la campaña de difamación que ha sufrido su formación, una vez más ha apuntado a la policía 'patriótica', al PP y a los medios que difundieron las "noticias fabricadas", y ha dicho que "a pesar de lo duro" que les han golpeado, hoy están "más cerca que nunca de formar parte del gobierno del Estado".

   Entonces, ha recordado que en 2016 quisieron que creyeran que Ciudadanos "era una fuerza regeneradora y progresista" y que por lo tanto debían apoyar a "un gobierno de Ciudadanos presidido por Sánchez". "Ahora los que crearon a Ciudadanos ya no engañan a nadie, y si no, que vean la actuación estelar de Rivera (líder de Ciudadanos) ayer en el Congreso", ha apostillado.

Contador