5 de junio de 2020
 
Publicado 07/02/2020 19:37:28 +01:00CET

El lobo marino Silbur se recupera en Illa de Arousa antes de su devolución al mar

Lobo marino Silbur, encontrado en el puerto de Burela (Lugo) el 21 de enero.
Lobo marino Silbur, encontrado en el puerto de Burela (Lugo) el 21 de enero. - XUNTA

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El lobo marino ceniciento Silbur, hallado el pasado 21 de enero en el puerto de Burela (Lugo) con síntomas de deshidratación y varios traumatismos, continúa ahora su recuperación en el Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa) de Illa de Arousa (Pontevedra), dependiente de la Consellería do Mar, como paso previo a ser devuelto al mar.

   El animal, de 110 centímetros de longitud y 27 kilos de peso, se negó a volver al agua cuando lo encontraron, por lo que fue trasladado a la UCI de lobos marinos del establecimiento veterinario que tiene la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma) en el municipio pontevedrés de Nigrán.

   "Su evolución fue favorable, lo que le permitió ganar peso y quedar fuera de peligro, por lo que superó la primera fase de la recuperación y se procedió a trasladarlo al Igafa para superar la segunda fase, la previa a su liberación", informa la Xunta.

   Silbur permanecerá ahora varias semanas en un tanque exterior de gran tamaño en este centro de Illa de Arousa. Posteriormente, será embarcado para su suelta en alta mar.

   El mantenimiento y la atención sanitaria del mamífero le corresponde a la Cemma, que contará con la participación voluntaria del alumnado y demás personal del Igafa. De hecho, destaca la Xunta, la estancia del lobo marino se aprovechará "para formar a los estudiantes en aspectos relacionados con el cuidado de los mamíferos marinos".

   El Igafa ya participó en la recuperación de nueves ejemplares de crías de esta especie entre 2013 y 2019. El último antes de Silbur fue Barizo, un lobo marino ceniciento que llegó a las instalaciones de este centro el 6 de febrero del año pasado y que fue liberado un mes después en aguas de Gran Sol tras completar su recuperación.