Actualizado 12/06/2007 17:57 CET

Más de 100 ponentes de prestigio internacional participarán en un simposium sobre pobreza en varias ciudades gallegas

VIGO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de ponentes de prestigio internacional participarán, entre el 2 de octubre y el 29 de noviembre próximos, en un simposium organizado por el Club Internacional de Prensa, con la colaboración de Caixanova, bajo el título 'Pobre mundo rico', y cuyas conferencias se celebrarán en las principales ciudades de Galicia.

Según explicó la directora del Club Internacional de Prensa, Carmen Carballo, en una rueda de prensa celebrada en la ciudad olívica, el objetivo de este evento es promover una reflexión sobre la pobreza en el mundo y "más que concienciar o sensibilizar, hacer que la gente tome una posición y actúe".

Así, durante esos dos meses pasarán por las ciudades de Vigo, A Coruña, Pontevedra, Santiago, Lugo y Ourense, ponentes como el director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet; el fundador del movimiento ATTAC, Bernard Cassen; el teólogo de la Liberación brasileño Frei Betto; el profesor Mbuyi Kabunda; o el economista Xosé Manuel Beiras, entre otros invitados.

Además de las conferencias, habrá proyecciones de películas y de documentales elaborados por alumnos de Ciencias de la Comunicación y Audiovisuales. Los actos tendrán lugar en centros sociales y sedes culturales de Caixanova en Vigo, Pontevedra, A Coruña y Ourense, en la Facultad de Ciencias de la Comunicación en Santiago, en el Ateneo Ferrolano y en el Círculo de las Artes de Lugo.

El secretario xeral de Comunicación de la Xunta, Fernando Salgado, explicó que, durante las ponencias y debates, se tratará de "identificar los factores que influyen en la aparición de las desigualdades y, en consecuencia, de la pobreza, y aportar un grano de arena en la solución".

Por su parte, el director xeral de Caixanova, José Luis Pego, que asistió a la presentación del simposium, recordó que en el mundo hay 800 millones de pobres, pero no sólo en los países en vías de desarrollo, sino también en el mundo occidental, como en España, donde hay 8,5 millones de personas que viven en el umbral de la pobreza. "La lucha contra la pobreza no debe ser un acto de caridad, sino un compromiso", concluyó.