Actualizado 22/11/2009 12:59

Más de 200 instaladores participan en el Plan Renove de ventanas que la Xunta pondrá en marcha el 1 de diciembre

El programa dispondrá de un presupuesto inicial de 1,2 millones de euros y prevé intervenir en 1.000 viviendas gallegas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 207 instaladores formalizaron ya su adhesión al Plan Renove de Ventanas 2009, que pone en marcha el Instituto Energético de Galicia (Inega), dependiente de la Consellería de Industria, pondrá en marcha el próximo 1 de diciembre.

Según explicó la Xunta, 175 de los establecimientos ya adheridos participaron también en anteriores convocatorias de este programa. El plazo para incluirse permanecerá abierto hasta el 30 de noviembre para los establecimientos que repiten en la cita, mientras que los que lo hacen por primera vez podrán adherirse hasta que finalice la campaña.

El Plan Renove de ventanas, en el que la Xunta prevé que participen 500 establecimientos, está dotado con un presupuesto inicial de 1,2 millones de euros y supondrá una inversión asociada total de cerca de 5 millones de euros. La cuantía de las subvenciones alcanza un máximo de 25 por ciento del coste total de la obra, con un límite máximo de 100 euros por metro cuadrado.

Serán objeto de ayudas dentro de este programa la sustitución de nuevas ventanas que separen estancias calefactadas del exterior, siempre por otras de igual tamaño, y cuando cumplan los requisitos de ser de carpintería de madera o PVC con doble acristalamiento y cámara mínima de 12 milímetros o 6 milímetros; o de ser de carpintería metálica con rotura de puente térmico de por lo menos 12 milímetros o superior con un acristalamiento de 6 milímetros de cámara.

AMPLIACIÓN

El plan estará vigente desde el 1 de diciembre hasta el 30 de octubre de 2010 o hasta que los fondos se agoten, ya que estos podrán ser ampliados en función de la disponibilidad de remanentes. En la anterior convocatoria se aportaron más de tres millones sobre unos fondos iniciales de 500.000 euros.

Con esta campaña, el Inega pretende favorecer el ahorro energético en los hogares gallegos con una previsión de substitución de ventanas en 1.000 viviendas, con las que se conseguirá un ahorro de energía primaria estimado en 1.356 MWh, lo que supone evitar la emisión de 274 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Para participar de estas ayudas, el comprador debe dirigirse a un instalador adherido y adquirir la carpintería objeto de la subvención. A continuación, el instalador realizará la solicitud de fondos mediante la aplicación web del Inega y obtendrá el impreso que el comprador tendrá que firmar.