Las mujeres de la limpieza de la Xunta exigen "igualdad" salarial y poder subir de categoría como sus compañeros hombres

Protesta de las mujeres de la limpieza de la Xunta de Galicia
Europa Press
Publicado 26/09/2018 12:27:19CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Varias decenas de mujeres del servicio de limpieza de la Xunta, que tiene en concesión el Grupo Norte, se han concentrado este miércoles ante el Parlamento de Galicia para exigir "igualdad" salarial con sus compañeros hombres y tener la mismas oportunidades para poder mejorar su categoría profesional, actualmente reservado, denuncian, a los varones.

   La situación que han descrito por boca de Amelia Sayáns, portavoz del comité de empresa, es la siguiente: más del 80 por ciento de la plantilla son mujeres y a ellas se les reservan los baños y la limpieza de las mesas; mientras que los hombres han podido optar a puestos como el de cristalero --que según denuncian, a ellas no se les ofrece-- o se justifica su sueldo por el manejo de alguna máquina.

   El resultado de esta situación es, según ha explicado la portavoz, "80 euros" de diferencia salarial por "igual trabajo" y una categoría inferior para las mujeres. Ellas son "peones" y ellos, dijo, "peones especialistas" y en esta cuestión radica la primera de las reivindicaciones que tiene este colectivo: equiparación laboral.

   A las puertas del Legislativo gallego, las trabajadores han advertido de la "gran responsabilidad" que en ellas está depositada, ya que tienen en sus manos las llaves de las oficinas de la administración autonómica y el deber de dejar "cerradas" las puertas, la destrucción de papeles y la limpieza de mesas de trabajo donde se custodian documentos institucionales.

   Sayáns ha explicado que ya se han reunido con la Xunta y el PPdeG antes del verano, pero sus reivindicaciones han quedado "en el aire" y este miércoles tenían fijados también encuentros con el BNG y En Marea y, entre sus demandas, está la equiparación laboral inmediata.

   "No nos dejan acceder a las plazas. Están vetadas a las mujeres", ha advertido en declaraciones a los medios la portavoz del comité de empresa, cuyo salario no alcanza los mil euros 24 años después de iniciar el trabajo.