Actualizado 14/07/2012 08:29 CET

Novo Proxecto se constituye en asamblea sin el independentismo y con una candidatura de consenso con Beiras y Noriega

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conocido como Novo Proxecto Común (NPC) celebra este sábado en Santiago de Compostela su Asamblea Nacional constituyente con más de 2.000 personas inscritas, en la que elegirán nombre para esta formación que se define con carácter "nacionalista" como "expresión política del galleguismo", enmarcada en la "tradición plural de la izquierda y en las nuevas expresiones de la misma". Además, elegirán una coordinadora nacional que saldrá de la lista de consenso que se propone para este acto, y en la que están el líder del Encontro Irmandiño, Xosé Manuel Beiras, y su número dos y alcalde de Teo, Martiño Noriega.

La constitución de este proyecto se hará después de que los independentistas de Causa Galiza hayan decidido abandonar las asambleas del Novo Proxecto Común, situándose "al margen" de este acto, tras lo que denominan una "frustración de las expectativas depositadas inicialmente en el proyecto".

Esta asamblea servirá para crear los órganos de dirección, que, según los principios organizativos, están abiertos a cualquier militante y con un sistema proporcional puro o mediante listas abiertas, y que en primera instancia se tratarán hacer por consenso, como ha ocurrido para la candidatura a la coordinadora nacional que se presenta para este sábado y que, entre sus integrantes, se encuentran el actual líder del Encontro Irmandiño, Xosé Manuel Beiras, y el viceportavoz de este partido y alcalde de Teo, Martiño Noriega.

"Galicia es una nación; democracia participativa; modelo social en defensa de los intereses populares; autoorganización; antiimperialismo y paz mundial; feminismo; sostenibilidad ecológica y social; e igualitarismo", son los principios coincidentes en los que constituye esta organización "asamblearia, abierta y plural" de integración "individual" y con "vocación de continuidad en la acción social"..

Los documentos, que ahora tendrán que ser refrendados en asamblea, explican que se crea esta organización para "ser sujetos de una democracia viva, directa y participativa, actores comprometidos con los asuntos de la res pública, trabajadores en red plural y diversa de las organizaciones y movimientos que trabajan por todo el mundo y una sociedad más justa".

Recuerdan la "indignación cívica" en los diversos movimientos surgidos en 2011, en referencia al 15-M, lo cual "posibilitó la superación del estado de inacción anterior y puso en marcha un nuevo tiempo político".

"Por eso acreditamos en la necesidad de crear y dotarnos de una nueva herramienta política" que tenga como parámetros fundamentales "el asamblearismo participativo, el pluralismo, la defensa de la Tierra y el trabajo a favor de los intereses de las mayorías sociales".

PROPUESTAS PROGRAMÁTICAS

Además, en los textos, recogidos por Europa Press, también se recogen propuestas programáticas, entre las que se encuentra la realización de una auditoría de la deuda pública y el compromiso de no aportar fondos públicos para viabilizar entidades bancarias.

También reclama la reversión al dominio público de las concesiones hechas al sector privado en materia de infraestructuras; control democrático de la política monetaria; defensa activa contra la desaparición de la identidad gallega, contra el exterminio planificado de la lengua; defensa del ámbito informativo gallego con medios de comunicación no sometidos a los poderes políticos y económicos; soberanía alimentaria y energética; y ordenación territorial y urbanística con criterios sociales y ecológicos.

COMITÉ DE GARANTÍAS

En la cuestión interna, destaca la creación de un comité de garantías, que según los principios organizativos y estatutarios, atenderá cualquier reclamación de las personas o instancias de la organización que afecten a aspectos internos.

Esta comisión, formada por siete miembros, será elegida por la asamblea y sus decisiones se adoptarán por mayoría de sus miembros, que no podrán integrarse en ningún otro órgano de la organización.

En las listas para la coordinadora nacional, además del histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras, y de Martiño Noriega; también aparecen otros escindidos del BNG procedentes del Encontro Irmandiño, como Raúl Asegurado, Mario López Rico, Lois Eyré o Concha Trigo.