Publicado 22/06/2021 13:14CET

Nuevo consenso en la Cámara sobre violencia machista al salir adelante la propuesta sobre acoso en Internet

Hemiciclo del Parlamento de Galicia durante el acto
Hemiciclo del Parlamento de Galicia durante el acto - PARLAMENTO DE GALICIA

   La proposición de ley del PP fue admitida a trámite con el apoyo de todos los grupos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los grupos del Parlamento de Galicia han alcanzado un nuevo consenso en torno a la violencia machista. Dos meses después de que PP, BNG y PSdeG se uniesen para sacar adelante la inclusión de la violencia vicaria en la legislación gallega, las formaciones con presencia en el Legislativo autonómico han vuelto a apoyar en bloque otro avance en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, en este caso, la que se ejerce en los espacios digitales como las redes sociales e Internet.

   El pleno de la Cámara gallega ha aprobado, en su sesión ordinaria arrancada este martes, la admisión a trámite del proyecto promovido por el PPdeG para que la legislación gallega sobre violencia de genéro incluya también la identificación de las situaciones de acoso o violencia sobre las mujeres que se desarrollan en Internet.

   Según ha explicado la diputada popular Paula Prado, encargada de defender la proposición legislativa con la que ha arrancado el pleno, la propuesta parte con "tres objetivos" enfocados a hacer frente a una nueva realidad que afecta, principalmente, a los más jóvenes, donde confluye la existencia de una "mayor vulnerabilidad" por cuestiones de edad con cierta "normalización" de ciertos tipos de conductas que "muchas chicas no perciben como una violencia hacia ellas".

   La difusión de imágenes comprometidas, rumores y bulos o episodios de acoso y control son algunos de los comportamientos que la modificación la Ley gallega de violencia de genéro puesta sobre la mesa pretende "identificar" como primer paso para hacerle frente.

   La descripción de este tipo de conductas, según ha explicado Prado, es la primera meta de la propuesta de ley, que también busca "sensibilizar" a los jóvenes y poner en marcha "políticas de prevención" para evitar este tipo de comportamientos que, para la diputada del PPdeG, deben ser tipificadas como delito a través de una reforma que corresponde al Gobierno central.

   Prado ha resaltado la existencia de estudios que recogen "datos alarmantes" sobre la falta de consciencia entre los adolescentes de los riesgos para su privacidad que entrañan cierto tipo de conductas en redes.

   "Algo hacemos mal si en un mundo hiperconectado los riesgos de este tipo de conductas no llegan a los más jóvenes", ha incidido, antes de invitar a "no prejuzgar" la "forma de estar en el mundo" de los adolescentes pero sí a actuar para prevenir las consecuencias de tendencias que afectan en mayor medida a las mujeres "en un mundo que todavía es muy sexista".

CONSENSO ENTRE LOS GRUPOS

   El "consenso" al que apeló Paula Prado al cierre de su intervención fue recogido por los grupos de la oposición que, en todo caso, instaron al grupo mayoritario en la Cámara a que el Gobierno que sustenta ponga sobre la mesa mecanismos para actuar sobre las realidades descritas.

   En este sentido, la parlamentaria del BNG Olalla Rodil ha hecho hincapié en la importancia de que revertir "el foco" para "ponerlo en quién acosa" y no sobre la víctima.

   "Llevamos mucho tiempo con el foco puesto sobre la víctima. Necesitamos interpelar a los hombres como quienes ejercen estas violencias", ha aseverado Rodil, que ha advertido de las facilidades que suponen las nuevas tecnologías para ejercer el control sobre una persona, una violencia que "antes requería un esfuerzo" y "hoy puede hacerse desde el sofá" a través de aplicacions informáticas.

   Por parte del PSdeG, su diputada Noa Díaz deslizó una crítica al PP por haber presentado esta modificación legislativa a través de un nuevo proyecto y no aprovechar la tramitación del texto para la inclusión de la violencia vicaria en el marco autonómico para el mismo fin, algo que, según la parlamentaria, habría acortado los tiempos.

   "Parece perder el tiempo, sus razones tendrán", ha apostillado Díaz, quien ha advertido que existen estudios que relacionan la "impunidad" de los comportamientos en Internet con que los hombres "pasen a la acción" y lleven al terreno físico su violencia hacia las mujeres.