La número dos del PSOE de Ourense, Marga Martín, gobernará el ayuntamiento hasta la elección de nuevo alcalde

Agustin Fernandez Gallego
EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 28/09/2012 16:36:49 CET

Francisco Rodríguez dejará también su acta como edil y Agustín Gallego admite le "gustaría" convertirse en regidor

OURENSE, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El todavía regidor de Ourense, Francisco Rodríguez, ha designado este viernes a dos tenientes de alcalde para asumir las riendas del Consistorio después de su marcha, en el pleno extraordinaria convocado para el sábado. Serán los números dos y tres del Grupo Municipal Socialista, Marga Martín y Agustín Fernández Gallego, respectivamente, y será ella la que mantenga las riendas del Ayuntamiento en funciones hasta que se celebre el pleno de elección de un nuevo alcalde.

Lo ha anunciado a los medios el propio Fernández Gallego, quien ha convocado a los medios para informar también de que en la sesión plenaria del sábado también se formalizará la renuncia de Rodríguez a su acta como concejal.

Fuentes socialistas consultadas por Europa Press vinculan esta decisión, que altera sus planes iniciales de estar presente en la designación de su sustituto, con la necesidad de mantener "buena relación" con el BNG, cuyo concejal imputado, Fernando Varela, no sólo dejó sus responsabilidades de gobierno sino también su asiento en el Consistorio. Sobre todo, en un momento en que se deberán abrir nuevas negociaciones entre los dos grupos para formar un nuevo gobierno o, llegado el caso, para favorecer que el PSOE gobierne en solitario, una opción apuntada por algún miembro de la formación frentista.

En todo caso, en la reunión de la corporación ourensana también se formalizará la renuncia de la nacionalista Isabel Pérez a la tenencia de alcaldía, de modo que Martín se hará cargo también de las áreas dirigidas por el BNG. El objetivo de estas decisiones, según Fernández Gallego, es "garantizar la gobernabilidad" de la ciudad hasta "el nombramiento de un nuevo alcalde" que dé continuidad al "proyecto" iniciado con Francisco Rodríguez, imputado por cohecho y prevaricación en el marco de la Operación Pokémon, al frente.

En cuanto a la elección del nuevo alcalde, el socialista ha pedido reiteradamente a los medios "sosiego" para permitir las negociaciones dentro del plazo máximo de 10 días en el que se habrá de convocar un nuevo pleno. Desde la dirección gallega del partido admiten la conveniencia de que se realice antes de que dé inicio la campaña --que comienza el próximo viernes--, aunque entienden que deberá emplearse "el tiempo necesario" para que se alcance "un buen acuerdo".

A FERNÁNDEZ GALLEGO LE "GUSTARÍA"

Lo que ha dejado claro el número tres de los socialistas ourensanos es que "no va a haber un alcalde que no cuente con el apoyo de todo el Grupo Municipal" e, incluso, que no esté "apoyado por todos los miembros del PSOE de Ourense". Sobre sus propias expectativas, ha reconocido que "nadie se puede negar a esa propuesta" y ha apuntado que "cualquier miembro" de su grupo podría "ser el nuevo alcalde".

"¿Cómo no me va a gustar? A cualquier miembro de la corporación le gustaría, otra cosa es que cuente con el apoyo de todo el equipo de gobierno", ha subrayado, preguntado directamentre si le gustaría suceder a Rodríguez y si aceptaría el cargo en caso de ser propuesto.

En el entorno del todavía alcalde de la tercera ciudad de Galicia apuntan a Fernández Gallego como la persona idónea para relevar a Rodríguez, junto con Marga Martín, que, según algunos, se habría "autodescartado" para el cargo. La dirección gallega del partido, por su parte, no cierra la puerta de inicio a ninguna persona y, si bien admite "contactos" con el Grupo Municipal para "buscar una solución", deposita en este órgano la designación del nuevo regidor para "cerrar cuanto antes" este episodio.

DIMISIÓN DEL JEFE DE LA POLICÍA LOCAL

Por otra parte, cuestionado Fernández Gallego sobre el futuro del jefe de la Policía Local, Abelardo Ulloa, acusado de cohecho y tráfico de influencias por la jueza Pilar de Lara, que instruye la Operación Pokémon, ha remitido a los servicios jurídicos del ayuntamiento.

"Lo están estudiando, es una cuestión complicada por el estar bajo secreto de sumario", ha resuelto, antes de asegurar que "comunicará" esta decisión en el momento en que se produzca.