29 de marzo de 2020
 
Publicado 25/03/2020 17:08:37CET

Pablo Novas, edil en Marín, tras el alta: "Fue un susto, pero me alegra que mi entorno no tenga síntomas"

El concejal de Marín Pablo Novas (PPdeG), uno de los gallegos que ya han recibido el alta hospitalaria tras sufrir el contagio por coronavirus
El concejal de Marín Pablo Novas (PPdeG), uno de los gallegos que ya han recibido el alta hospitalaria tras sufrir el contagio por coronavirus - EUROPA PRESS

   El concejal popular, que sospecha que pudo haberse contagiado en algún acto de partido al que acudió "gente de Madrid", se recupera ya en casa

   PONTEVEDRA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   "De sábado en sábado". Es la marca temporal que el concejal popular Pablo Novas, responsable de Medio Rural en el Ayuntamiento de Marín (Pontevedra), pone a la evolución de su enfermedad a causa del coronavirus, que le llevó a ingresar en el Hospital de Montecelo por una neumonía de la que ahora, ya en casa, se recupera poco a poco. Con un "susto inevitable" en el cuerpo, pero "contento" por que su entorno y vecinos con los que mantuvo contacto no han presentado síntomas.

   La historia de Pablo Novas, de 31 años, con el Covid-19 empezó hace menos de un mes. Fue un sábado (el 7 de marzo) y entonces no le concedió excesiva importancia al malestar que empezó a sentir en esa jornada. El virus "aún se veía como algo lejano" y que no circulaba en Galicia, así que pensó que le habría "cogido el frío o algo así".

   El domingo tuvo fiebre y sudores, pensó en una gripe común. Y el lunes se encontró "mejor", así que decidió ir a trabajar al Consistorio de Marín, donde hizo vida normal con sus compañeros y estuvo con varios vecinos. "Soy el responsable de obras y servicios en el rural, y tengo mucho contacto con los vecinos", rememora, en una entrevista con Europa Press.

   Hasta el miércoles siguió con su trabajo habitual, pero se empezó a encontrar peor y le subió más la fiebre, con lo que comenzaron las sospechas. El jueves le hicieron la prueba del coronavirus y tuvo el resultado positivo el viernes. Inicialmente se le aisló en su domicilio, pero empeoraron sus síntomas respiratorios y, "de nuevo un sábado" --el 14--, ingresó en el hospital, del que no saldría hasta siete días después, el sábado 21.

   El edil aclara que se trata de un alta hospitalaria, pero todavía no está "curado" de la enfermedad". "Me encuentro mucho mejor, solo me queda un poco de tos y los pulmones están más liberados. De ánimo estoy bien, el susto es inevitable, pero ahora me encuentro mucho más tranquilo y animado, a la espera de que se cumpla el plazo (acabar una nueva quincena) para que me puedan vover a hacer la prueba del virus, determinar si da negativo, y también las placas por la neumonía", ha remarcado.

AÚN TIENE QUE SEGUIR AISLADO

   De alta hospitalaria pero todavía no 'oficialmente' curado hasta que reciba el alta médica, Novas debe seguir aislado del resto de su familia. Habitualmente vive con su pareja en un piso, pero para evitar tener que pasar toda la recuperación "encerrado en una habitación", decidió ir a casa de sus padres, donde tiene "una planta para él solo e incluso terraza", lo que le proporciona una mayor sensación "de libertad".

   Su caso provocó la cuarentena de su pareja y también de sus dos compañeros del Consistorio con los que comparte despacho. La preocupación de Pablo Novas al conocer que tenía el virus también le hizo pensar en los vecinos con los que había mantenido contacto, alguno incluso con patologías complicadas. Pero "por suerte", el periodo de cuarentena está acabando "y no hay nadie que haya tenido síntomas".

   "Estoy muy contento por eso", ha trasladado a Europa Press, antes de incidir en que a los enfermos se le suma, al "susto" de enfrentarte a un virus "del que aún no se conoce mucho" la preocupación por ser un foco de contagio para su entorno.

EL CONTAGIO, ¿EN UN ACTO DEL PARTIDO?

   Sobre el contagio, asegura que no tiene constancia de donde pudo haber sido infectado, pero sospecha que pudo haber ocurrido en alguno de los dos actos de partido en los que participó a principios de mes, en plena precampaña --aún se veían próximas las elecciones del 5 de abril, luego suspendidas--, y en los que "participó gente que había venido de Madrid".

   Si no tiene suficientes palabras de agradecimiento para las "muestras de cariño" que ha recibido de sus vecinos, también se ha sentido "muy respaldado" por su partido, con llamadas de dirigentes como el presidente del PP de Pontevedra y vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; o del secretario general del PPdeG, Miguel Tellado.

   Ahora, asegura que le toca "recuperarse poco a poco" y envía un mensaje a quienes todavía están hospitalizados o en la peor fase del virus: "Que tengan mucho ánimo, que tenemos los mejores profesionales de la sanidad del mundo. Que confíen en ellos". Novas piensa en los mayores, más vulnerables ante el coronavirus, y remarca que él puede dar ejemplo de que "dentro de lo malo, también hay buenas noticias".

Contador

Para leer más