29 de marzo de 2020
 
Actualizado 24/03/2020 14:12:26 CET

Pilar de Lara: "He sido una jueza normal, con mis errores y mis aciertos"

La titular del Juzgado de instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara.
La titular del Juzgado de instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara. - EUROPA PRESS - Archivo

   La extitular del juzgado número 1 de Lugo, que prepara un libro, se plantea elegir Cataluña como destino una vez cumpla su sanción

   LUGO, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La magistrada Pilar de Lara, extitular del juzgado número uno de Lugo del cual fue apartada tras la sanción impuesta por el Consejo General del Poder Judicial por dilaciones indebidas en las causas que instruía, vive los días de confinamiento "animando" a las redes a través de vídeos en los que, junto a su marido, en un dúo que se ha bautizado como 'Dúo Estático', versionan clásicos de la música.

   La encargada de instruir causas tan mediáticas como la Pokémon o la Carioca también consume estos días atreviéndose con un libro y estudiando "muchísimo" sobre el ordenamiento para la protección animal, según relata en una entrevista a Europa Press en la que afirma que, una vez cumplidos los siete meses y un día de la sanción impuesta por el CGPJ, tendrá que volver a concursar. Y lo hará con destino fijado en su cabeza: Cataluña, donde le gustaría dedicarse a la protección animal.

   PREGUNTA: ¿Cómo llevas el confinamiento?

   RESPUESTA: Lo estamos llevando, dentro de lo que cabe, de la mejor manera posible. El perro lo lleva un poquito peor. Nosotros lo llevamos lo mejor posible (ella, su marido y su hija). Tenemos una hija que está en segundo de bachillerato y estamos con mucha incertidumbre, pero no nos podemos quejar. No tenemos a ningún familiar afectado, sí a un amigo. Estamos con preocupación y con el dolor por todo lo que estamos viendo.

   P: Sobre todo animando las redes, con ese dúo con su marido.

   R: La idea parte de una amiga nuestra, que es escritora, Susana López Alonso. Un día hablando conmigo por teléfono me dijo "Pilar, la gente está muy asustada, muy preocupada. Yo creo que todos dentro de nuestra esfera, y dentro de nuestros hobbies podíamos hacer algo para poder animar a la gente". Ella creó un club de lectura en Facebook y a mí me dijo: "Tú atrévete que cantas". Entonces decidimos mi marido y yo fundar este 'Dúo Estático' con la intención que, durante los minutos que dura el vídeo, la gente se olvide un poco de esta tragedia que estamos pasando y se ría con nosotros y de nosotros. Al mismo tiempo nosotros también nos olvidamos y pasamos un buen rato.

   P: ¿Para cuando un repertorio?

   R: (Risas) Todo ha sido bastante espontáneo. Hemos hecho entre siete u ocho grabaciones en el Facebook. Cuando yo estudiaba la carrera hice mis pinitos artístico. Realizaba actuaciones en algún bar y también hacía alguna actuación humorística con mi hermana Mar, que casi era profesional del canto, cantaba copla. Nos viene un poco de familia.

   P: ¿Crees que se ha hecho una injusticia contigo con la sanción impuesta?

   R: Siempre digo que los jueces tenemos que diferenciar dos esferas: la esfera de nuestra profesión y la esfera de ciudadano. Muchas personas por la calle, o amigos e incluso compañeros, me han comentado: 'Yo creo que a ti te han perseguido'. Yo no me atrevo a realizar ese tipo de afirmación porque como juez parto de datos objetivos. Y estos me llevan a afirmar que conmigo se ha cometido una desviación de poder, en la afectación del principio de proporcionalidad.

   A partir de ahí, algunos lo llaman injusticia. A mí me gusta hablar en términos jurídicos. Partiendo de los datos que obran en el expediente, se habla de la antigüedad de los casos. En Lugo tenemos causas más antiguas que la 'Carioca', que es la más antigua que yo tramitaba y que es de 2008. En otras localidades de Galicia hay causas mucho más antiguas que la mía. Incluso no reúnen esos datos de complejidad que reunían todas las que se tramitaban desde mi juzgado.

   Partiendo de todos los datos que obran en el expediente (de sanción), de cómo se inició, de cómo, según consta por los escritos que presentaron los abogados en el expediente, fueron alentados por el propio servicio de Inspección para que presentaran las denuncias, por lo errores que cometió el servicio de inspección constatados por ellos.

   La propia Comisión Disciplinaria cuando me impone la sanción no corrige los propios errores del servicio de inspección que ya había realizado su corrección.

   El propio acta de deliberación del pleno del Consejo cuando resuelve el recurso de alzada consta como un vocal --del CGPJ-- considera que la resolución sancionadora no resulta debidamente motivada, que podría dar pie a pensar que lo que se estaba tratando era alejarme del juzgado de instrucción.

   Hay una serie de datos. El criterio de inspección decía que yo en noviembre de 2017 tramitaba el mismo número de causas que tramitaba en junio de 2015, que según ellos eran 90 cuando resulta que eran la mitad. Ese es un error tan grave y tan importante que es lo que venimos a reflejar que se trataba de imponer una sanción que me apartara del juzgado.

   Luego hay que darse cuenta del modo que se empleó para hacer efectiva la sanción, la resolución de las medidas cautelares no la firmé. Y a fecha de hoy no se ha resuelto el recurso de reposición (ante el Supremo). No había acuerdo de cese, no se publicó en el BOE como exige el artículo 351 del reglamento de la carrera judicial.

   P: ¿Crees que te ha podido pasar factura que te convirtieras en un azote de la corrupción en Galicia?

   R: Llevó 22 años en la carrera judicial y siempre he estado en instrucción. En Mieres (Asturias) estuve en un juzgado mixto, llevábamos civil e instrucción. Era un juzgado difícil, duro, de mucho trabajo. Ahí tramité también macrocausas importante relacionadas sobre todo con el tráfico de drogas. Alguna tocó tangencialmente algún tema del 11-M y aquí en Lugo tramité también otras causas de complejidad relacionada con el tráfico de drogas.

   He sido una jueza normal, con mis errores, con mis aciertos. Errores que, por otra parte, hay que tener en cuenta que los jueces estamos muy controlados tanto por el Ministerio Fiscal como garante de la legalidad, como por las Audiencias Provinciales a través de las vías de los recursos. Son los órganos encargados de corregirnos. Es decir, los jueces no podemos ir por libre. Lo que me pregunto es, si yo era una juez normal, trabajadora... ¿De repente me he vuelto una jueza inoperante, torpe? ¿Sólo selectivamente con determinados procedimientos? Se supone que si soy una juez torpe, lo soy con todos los procedimientos. No tan solo con algunos.

   P: Cumplida su sanción deberá volver a concursar, ¿se abre la posibilidad que puedas ir a Cataluña o Canarias, destinos que apenas nadie quiere?

   R: Ya me he hecho muy a la idea. Soy una persona bastante optimista y soy una persona luchadora. Y eso me hace asumir siempre los problemas desde el primer momento. Ese es un escenario que me he dibujado. Cuando tenga que concursar sé que en este concurso iré la última y entonces me tocarán las plazas que nadie quiera. Pero yo estaría encantada de marchar a Cataluña, allí tengo grandísimos amigos y por otra parte me encanta el derecho animal. Yo ahora estoy en casa estudiando muchísimo sobre esta materia (derecho animal) y no descarto escribir un libro. Y Cataluña es una de las comunidades autónomas donde más están potenciando la sección del ordenamiento jurídico (sobre maltrato animal) y donde están más avanzados. Entonces desde ese punto de vista tampoco me importaría.

Contador