Actualizado 23/07/2012 17:38 CET

Los próximos expresidentes de la Xunta no podrán cobrar compensaciones económicas si tienen otra remuneración

Alberto Núñez Feijóo
EUROPA PRESS

Feijóo será al primero al que se le aplicará esta nueva medida, ya que no tendrá carácter retroactivo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los próximos expresidentes de la Xunta no podrán cobrar la compensación económica fijada hasta ahora por ley si tienen al mismo tiempo cualquier otra remuneración, tanto de carácter público como privado, incluida la percepción de una pensión de jubilación o retiro.

Así se establece, según ha difundido este lunes el Gobierno gallego, en el proyecto de ley remitido al Parlamento autonómico para adaptar la Ley de Presupuestos al Real Decreto de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, en el cual se incluyó, entre otras acciones, la eliminación de la paga extra de diciembre a los funcionarios.

Según la normativa vigente, los expresidentes de la Xunta tenían derecho a percibir durante el plazo de los dos años inmediatamente posteriores a su cese una compensación económica del 60 por ciento de la que tenga asignada en cada momento el titular de la Presidencia gallega.

Tras la aprobación de esta reforma, el expresidente que cese en su cargo tendrá un plazo de 15 días hábiles para comunicar al Gobierno gallego su opción entre la percepción de la compensación económica o la retribución de la actividad pública o privada que pase a desempeñar o, en su caso, la percepción de una pensión de jubilación o retiro.

SIN CARÁCTER RETROACTIVO

De esta forma, el actual titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, será el primero que, cuando abandone el cargo que ocupa desde abril de 2009, deberá elegir entre cobrar la compensación económica correspondiente a un expresidente gallego o cualquier otra remuneración pública o privada.

Asimismo, este nuevo marco normativo supondrá que a partir de ahora los expresidentes gallegos tampoco podrán compaginar ninguna remuneración con el dinero que perciben por ser miembro nato del Consello Consultivo de Galicia, si es que se han acogido a esta opción.

No obstante, esta incompatibilidad no afectará al expresidente Emilio Pérez Touriño, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consellería de Facenda, ya que el nuevo marco legislativo "no tendrá carácter retroactivo".

El Estatuto de los expresidentes de la Xunta les ofrece la prerrogativa de poder optar por ser miembro nato del Consello Consultivo durante un período máximo de 12 años en función de cuánto tiempo hayan ejercido y con un sueldo aproximado de 72.000 euros brutos por ejercicio.

Actualmente figuran como consejeros natos del Consello Consultivo de Galicia además de Touriño, los expresidentes Gerardo Fernández Albor y Fernando González Laxe.