El PSOE rompe su acuerdo de gobierno en Sada (A Coruña) con reproches de "nulo diálogo" al alcalde

Concejales PSOE Sada Raquel Bolaño y María Pardo
PSOE SADA
Publicado 19/12/2018 18:34:39CET

El regidor lo califica de "maniobra electoral" ante los próximos comicios municipales

A CORUÑA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Sada (A Coruña) ha roto su acuerdo de gobierno en el tripartito conformado hasta este miércoles por Sadamaioría, el BNG y los socialistas.

Lo ha hecho tras dimitir las dos concejalas que formaban parte del equipo de gobierno y con reproches de "nulo diálogo" por parte del alcalde, Benito Portela. Este, por su parte, ha considerado la decisión una "maniobra electoral" de cara a las próximas elecciones municipales.

Raquel Bolaño y María Pardo han argumentado, en rueda de prensa, que "la gota que colma el vaso", y que les llevó a tomar esta decisión, fue el que no se tuviesen en cuenta las demandas socialistas sobre los proyectos a financiar a cargo del POS de la Diputación de A Coruña.

En concreto, han denunciado "la no aceptación de manera unilateral" por parte del alcalde de incluir el proyecto de la playa urbana de Sada, después de que el año pasado se pospusiese esta actuación.

Además, han explicado que han optado por dejar de formar parte de un gobierno local "en el que no se nos tiene en cuenta ni se nos escucha", motivo por el que han renunciado a las competencias delegadas por el alcalde, al que acusan de "falta de diálogo y consenso".

"UNA IRRESPONSABILIDAD"

Tras la rueda de prensa ofrecida por las dos ediles, el alcalde, en un comunicado, afirma que se enteró de la decisión por la convocatoria ante los medios y por la comunicación presentada por registro en el ayuntamiento.

Por otra parte, afirma que la decisión "no se ampara en motivos reales o en la existencia de discrepancias graves, más allá de asuntos puntuales". Mientras, sitúa la renuncia en una "pasarela electoral" de cara a los próximos comicios y replica que el proyecto sobre la playa "no logró el consenso necesario dentro del gobierno".

"Un proyecto como el propuesto no se puede tratar como una actuación singular, sino que debe de tener encaje en un proyecto más amplio", argumenta. En cualquier caso, sostiene que "una discrepancia de esta naturaleza no puede ser causa de abandono de un gobierno", una decisión que considera una "irresponsabilidad".

Tras conocerse la noticia, el BNG ha reclamado una reunión de la comisión de seguimiento del pacto de gobierno. Además, se ofrecido para mediar y "restablecer lazos de cooperación para recomponer los acuerdos". Por otra parte, reprocha al alcalde "nula capacidad para cohesionar el gobierno tripartito", aunque apela a reconducir "de inmediato" la situación.