Villares avisa a Podemos: "Romper En Marea sería una torpeza que los gallegos no entenderían"

El portavoz de En Marea, Luís Villares, en un desayuno informativo
EUROPA PRESS
Publicado 10/01/2019 13:28:24CET

   Cree que existe "un divorcio evidente" entre las bases y la cúpula del partido morado y avisa: "Las llamadas a la ruptura son un fracaso"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha apelado a la "responsabilidad" de Podemos porque, a su juicio, romper En Marea "sería una torpeza que la ciudadanía de Galicia no entendería", por lo que insiste en que los perdedores de las primarias deben asumir el resultado para empezar a hablar "de los problemas de la gente".

   En un desayuno con periodistas celebrado en la mañana de este jueves en Santiago de Compostela, Luís Villares ha censurado el movimiento de la dirección de Podemos, que el pasado martes ofrecía a sus socios en la candidatura del sector crítico --Anova, EU y algunas mareas locales-- iniciar un proceso de diálogo fuera del seno de En Marea de cara a reconfigurar el proyecto de la llamada unidad popular sin contar con el magistrado lucense y sus afines.

   "Aquellos que predicaron la unidad del rupturismo ahora predican el rupturismo de la unidad", ha aseverado el portavoz, vencedor de las polémicas primarias del partido instrumental cuyo resultado no reconoce el bando perdedor, que alega que se cometieron "irregularidades" que invalidan la legitimidad del proceso,

   Villares les pide que asuman el "mandato" de los inscritos y augura que si Podemos, Anova y EU rompen con En Marea e inician un camino político fuera del partido instrumental serán penalizados electoralmente.

   "Las llamadas a la ruptura son una llamada al fracaso. Esto (En Marea) no es un proyecto de fracasos ni de fracasados. Este proyecto tiene vocación de hegemonía. Si alguien quiere romper para estar cómodo pero sin contar con respaldo social, allá ellos", ha remarcado.

   Así, cree que el sector que desacredita el resultado de las votaciones "no representa el sentir mayoritario" de las bases de En Marea, que apostaron "claramente" por el proyecto que abandera Villares frente al de los críticos por una diferencia de casi 20 puntos.

   Por lo tanto, Villares lamenta que "haya gente" que continúe "hablando de estas cuestiones" (en referencia a las primarias) en lugar de los "problemas" de la ciudadanía gallega transcurridas ya dos semanas desde que el 24 de diciembre se publicasen los resultados de las votaciones.

PODEMOS

   El magistrado lucense ha lanzado un mensaje dirigido explícitamente al secretario xeral de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, y al líder del partido a nivel estatal, Pablo Iglesias: romper En Marea "sería una torpeza que no entendería la ciudadanía de Galicia".

   En la línea de lo expresado el pasado miércoles, cuando encuadró los movimientos de Podemos en un contexto de "mal perder" y de "enfado" de Gómez-Reino por no haber cumplido el "encargo" de Iglesias de hacerse con el control de En Marea; Villares ha teorizado con que existe un "evidente divorcio" entre las bases de la organización morada y su "cúpula".

   El portavoz emplea los resultados de las primarias de En Marea para justificar esta visión, ya que, tras la llegada de Gómez-Reino a la Secretaría Xeral del partido, Podemos dio un giro en su postura hacia el partido instrumental con la intención de apartar a Villares y sus afines de la dirección.

   Así, el censo de En Marea creció en unas 2.000 personas días antes del cierre del plazo para poder emitir voto en las primarias después de que Podemos Galicia iniciase una campaña interna llamando a sus bases a inscribirse en el partido instrumental.

   "La cúpula (de Podemos) pensó que sus bases eran brazos de madera que obedecerían lo que dictase el mesías. Llamaron a inscribirse (en En Marea) y lo hicieron; llamaron a participar (en las primarias) y participaron y respaldaron mayoritariamente 'Coidando a Casa' (candidatura de Villares) porque no era un proyecto de parte", ha asegurado el magistrado en excedencia.

   Villares cree que, a diferencia de la candidatura del sector crítico, su lista "no" se presentaba al proceso "contra nadie" y que este factor fue premiado por los inscritos, también por los simpatizantes de Podemos que, según el portavoz, "tienen más canales de participación" en En Mara que en el partido morado. Con todo, afirma que "el proyecto de Podemos y En Marea no son incompatibles".

GRUPO PARLAMENTARIO Y EU

   Ante la posibilidad de que la crisis interna de En Marea a nivel orgánico se traslade al Grupo Parlamentario y éste acabe por fragmentarse, Villares también apela a ceñirse al "mandato" de los inscritos y de las más de 270.000 personas que en septiembre de 2016 situaron al partido instrumental como segunda fuerza en la Cámara gallega.

   "No se me ocurre que haya quien se salte el mandato de los votantes y los inscritos. Si no, habría que preguntarse a qué obedece ese maniobra", ha subrayado Villares, que goza únicamente del respaldo de tres de los 14 parlamentarios del partido instrumental en el Pazo do Hórreo.

   La coordinadora nacional de EU y diputada de En Marea, Eva Solla, abría la puerta el pasado miércoles a que Villares fuese relevado de la portavocía en la Cámara, si bien matizaba que se trata de una decisión que debe acordarse en el Grupo Parlamentario. Además, la también vicepresidenta segunda del Parlamento reiteraba que Esquerda Unida está al margen del funcionamiento orgánico del partido instrumental En Marea.

   Para Villares, estas declaraciones de Eva Solla suponen una contradicción, pues, a su juicio, Esquerda Unida "legitimó con su participación el proceso electoral y su resultado". "Las declaraciones de Eva Solla dicen una cosa, pero los hechos dicen otra", ha zanjado.

Contador