Actualizado 27/09/2009 17:28 CET

La Xunta presentará en una semana "un plan de reconstrucción" para la empresa calcinada en el incendio de Boiro

Feijóo destaca la "profesionalidad" de los pilotos aéreos que participaron en la extinción y la "coordinación" institucional

BOIRO (A CORUÑA), 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se comprometió hoy a presentar en un plazo de entre "una semana y diez días" un plan de reconstrucción y reactivación de la actividad de la empresa de redes J.J. Chicolino de Boiro, que quedó reducida a escombros después de que el pasado miércoles se originara un incendio que acabó con todas las instalaciones, y a poner "todas las ayudas" a disposición del empresario.

Tras una visita al polígono de Vilariño, junto con la directiva de la fábrica y varios trabajadores, Feijóo señaló que las consellerías de Traballo y de Economía e Industria, en colaboración con el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), trabajarán conjuntamente para "buscar distintas ayudas" que permitan la "reactivación" de la actividad y la "reconstrucción" de la nave. Se trata, dijo, de "solidarizarse" con una empresa "puntera" en Galicia, en el España y en todo el mundo.

En este sentido, detalló que las prestaciones estarán relacionadas con la "investigación" y el "desarrollo, la "refinanciación de créditos" y "relativas a los avales " y a los ingresos. En su opinión, una forma de "implicarse" con "una empresa" y "con una comarca", muy presente en la pesca y, concretamente, en el sector mejillonero.

"Las desgracias a veces no se pueden evitar", indicó, motivo por el que animó al propietario de la cordelería a "empezar de nuevo" . "Chicolino es una muestra de lo que es un emprendedor gallego, que hizo una empresa y que ahora va a empezar a construir otra", manifestó.

Feijóo también quiso responder a las voces que apuntaban a un retraso en la intervención de los medios aéreos de la Xunta alabando la "profesionalidad" de los pilotos, de quienes dijo, "estuvieron trabajando al límite de las garantías de seguridad".

Además, el presidente autonómico extendió sus agradecimientos a Consorcio de Bomberos de Galicia, a la "coordinación" entre la Diputación de A Coruña y la Xunta y al gobierno local, especialmente al alcalde de Boiro, Xosé Deira, que desde un principio se puso a disposición de Chicolino.

Así, también recordó que "lo que tenemos son profundas pérdidas" y, en este sentido, animó a "recuperarlas" para "equilibrar la contraexplotación de la empresa y, posteriormente, volver a generar beneficios y actividad".

VISITA "RECONFORTANTE"

Por su parte, el propietario de la cordelería J. J. Chicolino, Juan José Fajardo, emocionado por las muestras de apoyo recibidas desde que se declaró el incendio, calificó la visita de Feijóo como "reconfortante" y "de ánimo" y se mostró dispuesto a "afrontar todo con entereza".

Fajardo, que estuvo arropado por su familia y por la plantilla de trabajadores, lamentó lo ocurrido pero declaró que, a pesar de las pérdidas, "no va a despedir a nadie" sino que su pasión por el mundo de las redes le va a ayudar para "continuar con el negocio" e, incluso, a "aumentar la plantilla" cuando la situación de estabilice.

"Son treinta años de mi vida los que se fueron muy rápido, pero este negocio es todo para mí y me moriré siendo empresario", expresó y puntualizó que si le salen mal las cosas "no es porque no le ponga ganas y empuje".

Al igual que Feijóo, Fajardo agradeció el "esfuerzo" y la "implicación" de todos los equipos de emergencias y reconoció todas las muestras de cariño recibidas en los últimos días. "Me llamaron clientes para ofrecerme dinero y proveedores me ofrecieron maquinaria sin fecha de pago", reveló.

Finalmente, y entre aplausos, indicó que "lo más bonito", dentro de las "perdidas", es que "no hubo que lamentar ninguna desgracia" --refiriéndose a pérdidas humanas-- porque "eso sí que me amargaría la vida".