Pesca.- La mayoría de la flota de Pontevedra y A Coruña permanece amarrada por tercer día consecutivo por el mal tiempo

Actualizado 23/02/2007 13:35:37 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de la flota de Pontevedra y de A Coruña continúa amarrada por tercer día consecutivo debido a las malas condiciones meteorológicas que se registran en el litoral, con olas de seis a ocho metros. No obstante, en la costa lucense han podido salir a faenar "con normalidad", según informaron a Europa Press responsables de cofradías del Cantábrico.

En cuanto a las de A Coruña y Pontevedra, se vieron obligadas nuevamente a permanecer en puerto, incluso en mayor medida que ayer, ante la intensidad del viento, con rachas de viento cercanas a los 60 kilómetros por hora, que serán incluso más fuertes por la tarde, con el agravante de las precipitaciones que ya se registran.

En concreto, en Camariñas confirmaron que ninguna embarcación "se atrevió" a salir ante las olas de entre seis y ocho metros y el fuerte viento, que sopla dirección suroeste por la mañana y que cambiará a oeste por la tarde, con fuerza 5 a 7 por la mañana, que pasará a 5 a 6 pola tarde. La visibilidad, además, es regular.

En cuanto a Cariño, pese a que ayer algunos pudieron realizar su actividad "con normalidad", ya que a primera hora la situación se había calmado relativamente, en esta jornada no ha podido salir nadie, según precisó un miembro de la lonja.

FLOTA DE PONTEVEDRA AMARRADA

En las Rías Baixas las predicciones de Meteogalicia ya advirtieron para hoy de vientos con fuerza entre 4 a 5, lo que supone de hasta cerca de 50 kilómetros por hora, con fuerte marejada y visibilidad regular. Además, las olas alcanzan los siete metros de altura y en áreas como Baiona, llegan a rebasar la propia carretera.

Por ello, la flota de Baiona, Bueu, Cangas do Morrazo y O Grove han quedado amarradas a puerto, tal y como sucedió ayer y diferencia de la jornada del miércoles.

NORMALIDAD EN LA COSTA LUCENSE

No obstante, como viene siendo habitual en los últimos días, la costa de Lugo vuelve a ser la que menos problemas ha sufrido por los frentes que se acercan al litoral gallego, según informó a Europa Press el patrón mayor de San Cibrao.

Así, aunque los partes meteorológicos anunciaban vientos de 70 kilómetros por hora y olas de entre seis y siete metros por la mañanaña y de entre cinco y seis por la tarde, las embarcaciones tanto de esta cofradía como de la de Burela pudieron salir a faenar.