Uno de los 11 acusados por tráfico de drogas en Ibiza dio pie a la 'Operación Motes' al denunciar un robo de marihuana

Publicado 08/10/2019 12:00:24CET
Los dos acusados por la 'Operación Motes' que no han llegado a un pacto con Fiscalía, en la segunda sesión del juicio.
Los dos acusados por la 'Operación Motes' que no han llegado a un pacto con Fiscalía, en la segunda sesión del juicio. - EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Uno de los 11 acusados por tráfico de drogas en Santa Eulària (Ibiza), un caso que juzga estos días la Audiencia Provincial de Baleares, dio pie a la investigación, bautizada como 'Operación Motes', al denunciar que había sido víctima de un presunto robo de marihuana en su casa.

Así lo ha explicado el agente de la Guardia Civil que dirigió la investigación, quien ha declarado este martes como testigo. En la causa hay 11 personas acusadas, de las cuales nueve llegaron este lunes a un acuerdo de conformidad por el que reconocieron total o parcialmente las penas, y el juicio continúa para otros dos acusados, V.D.N. y F.J.G.

Según el guardia civil que dirigió la investigación, fue V.D.N. quien denunció "que unas personas habían entrado en su casa para robarle una cantidad de marihuana". En la inspección ocular se encontró una gran cantidad de droga en el domicilio -cocaína, MDMA y anfetamina-, dinero en efectivo y objetos para la elaboración de droga -como balanzas de precisión-, por lo que se procedió a la detención del denunciante por un delito contra la salud pública.

Después, se inició una investigación para tratar de determinar de dónde procedía la droga incautada. Para ello, la Guardia Civil vigiló la casa donde supuestamente se llevaba a cabo el negocio de la droga y comprobó que había un "incesante trasiego" de personas en el domicilio.

Fruto de las pesquisas, el guardia civil ha apuntado que identificaron al otro acusado, F.J.G., como "uno de los principales distribuidores de droga en Santa Eulària".

Estos dos acusados son los que se enfrentan a las mayores penas. En concreto, para V.D.M.N. la Fiscalía pide cinco años y seis meses de prisión y una multa de 26.700 euros y para F.J.G.C. una condena de cinco años de prisión y una multa de 140.500 euros.

Contador