Actúa Baleares asegura que el Govern ha aprobado un decreto que obliga a los abogados a hablar en catalán en los juicios

Jorge Campos, presidente de Actúa Baleares
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 09/01/2019 10:12:27CET

PALMA DE MALLORCA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Actúa Baleares ha asegurado este miércoles que el Govern ha aprobado el decreto 49/2018, sobre el uso de las lenguas oficiales en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Baleares, que "obliga a todos los trabajadores públicos a redactar y hablar exclusivamente en catalán", incluidos los abogados.

Según ha informado el partido en un comunicado, este decreto también obliga a "rotular en los edificios públicos interna y externamente solo en catalán, al igual que la megafonía, la publicidad institucional, actos, todos los recursos materiales, el software informático, hasta las máquinas de café y expendedoras utilizarán únicamente el catalán".

Asimismo, han explicado que "las pruebas deportivas que reciban alguna ayuda pública tendrán que ser en catalán, al igual que las intervenciones públicas de las autoridades, cargos o trabajadores públicos". Lo mismo pasará con las empresas privadas que contraten con la administración pública, estas "estarán obligadas a utilizar el catalán e incluso a disponer de empleados que lo hablen".

"La discriminación lingüística también afecta a los ciudadanos que tengan que relacionarse con la administración pública de Baleares ya que esta solo les atenderá en catalán, y si el ciudadano quiere algún tipo de documentación o certificación en español tendrá que solicitarlo expresamente", han lamentado.

Por ello, desde Actúa Baleares han recordado que "este decreto es parecido al que la Generalitat Valenciana aprobó en 2017 y que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana declaró nulo por discriminatorio al no tener en cuenta la realidad bilingüe del territorio".

Para, Jorge Campos, presidente de Actúa Baleares, "este decreto, aprobado en fiestas navideñas para pasar desapercibido, demuestra hasta qué punto llega el fanatismo catalanista de la presidenta del Govern, Francina Armengol".

Contador