30 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 16:06:35 CET

(Amp.) Sucesos.- Cuatro personas resultan heridas, tres de Barcelona, al hundirse un barco-taxi entre Ibiza y Formentera

IBIZA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuatro personas resultaron heridas esta madrugada, tres de ellas procedentes de Barcelona, por el hundimiento en la zona de Malvinas Sur de un barco-taxi que hacía la ruta Ibiza-Formentera, según informaron fuentes de Ib-Salut.

En la embarcación viajaban el patrón y tres tripulantes, dos mujeres y un hombre de avanzada edad, procedentes de Barcelona, que se dirigían a Formentera y que fueron trasladados al hospital de Can Misses.

El patrón fue el primero en recibir el alta, esta mañana, seguido de dos de los viajeros, mientras que otra de las mujeres continúa en observación por un golpe en la cabeza, aunque, según Ib-Salut, "no se descarta que reciba el alta en las próximas horas".

Según informaron fuentes de Salvamento Marítimo a Europa Press, los hechos se produjeron a las 00.05 horas cuando el patrón de la embarcación perdió visibilidad con la lluvia y chocó contra el islote Malvines Sur, a una milla y media de la salida del puerto de Ibiza en dirección Es Freus, zona en la que se encuentra sumergida.

El barco, que pertenece a la empresa 'Bustos Náutica' de Formentera, tiene once metros de eslora y, según Salvamento Marítimo, "no supone ningún peligro para otras embarcaciones ni vierte contaminantes". Por este motivo, agregaron que "salvo que su legítimo propietario quiera recuperarlo y puesto que no hay peligro para las personas ni riesgos de contaminación, no está previsto reflotarlo".

Las mismas fuentes afirmaron que la operación de extracción de la embarcación, en estas circunstancias, debería sufragarla la propia empresa.

Se trata de una embarcación modelo 'Striker 35', que cuenta con dos motores volvo, de 308 c.v. diesel equipada con radar, GPS y VHF y que tiene capacidad de 12 plazas.

ACCIDENTE EN 2003.

Otro barco-taxi de la misma compañía, y también modelo 'Striker 35', tuvo un accidente similar el 14 octubre de 2003 cuando colisionó a la entrada del puerto de Formentera contra el espigón, por un error de cálculo en la maniobra.

Las labores para conducir la embarcación al varadero finalizaron, en ese caso, a las 6 horas. Un accidente en el que no hubo heridos graves ya que el único afectado fue el capitán que sufrió cortes leves en el rostro.