Actualizado 02/04/2008 17:05 CET

Antich dice que "no se cierra" a construir en rústico y que el pacto se plantea hablar con el PP para lograr un acuerdo

Dice que lo importante es solucionar los problemas en materia de vivienda y no tanto el lugar donde se construya

PALMA DE MALLORCA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, remarco hoy en que "no se cierra" a construir viviendas protegidas en las áreas de transición de crecimiento catalogadas como suelo rústico que se encuentran junto a las áreas urbanas, establecidas en el Plan Territorial de Mallorca, siempre y cuando se agote todo el suelo urbano y urbanizable existente en la isla. Asimismo, aseguró que los partidos del Pacte se plantean iniciar conversaciones con el PP para lograr un acuerdo que permita aprobar la Ley de la Vivienda.

En una rueda de prensa, Antich hizo estas declaraciones tras anunciar que el Govern ha destinado 26,7 millones de euros para adquirir 39.735 metros cuadrados repartidos en 603 solares de Baleares en los que se construirán 654 viviendas de protección oficial (603 en Mallorca, 39 en Menorca y 12 en Ibiza), que serán adjudicadas durante el primer semestre de 2009 a través de un procedimiento de baremos.

Preguntado sobre la futura Ley de Vivienda, Antich subrayó que existe una "voluntad importante" por todos los grupos que respaldan al Govern de llegar a un acuerdo respecto a esta normativa, si bien consideró que se debe dejar "abierta" la posibilidad de construir en las áreas de crecimiento "en último lugar" y "priorizando" siempre el suelo urbano y urbanizable.

El presidente del Ejecutivo reveló que está "bastante avanzado" el acuerdo entre el PSIB, UM y el Bloc para poder aprobar la Ley de Vivienda y señaló que estas tres formaciones se están planteando la posibilidad de dialogar con el PP de cara a lograr un acuerdo con este partido, al igual que, según recordó, sucedió en otras instituciones como en el Consell de Mallorca.

Preguntado sobre la posibilidad de que la Ley no contemple la construcción en suelo rústico, tal como solicita UM, Antich remarcó que lo que le importa realmente al Govern es "solucionar los problemas en materia de vivienda y no el lugar donde se construyan los edificios".

Así, Antich destacó el "esfuerzo presupuestario" realizado por el Govern en los últimos tres meses para adquirir suelo urbano a un precio de protección oficial para "intentar romper la dinámica que teníamos hasta ahora". Sin embargo, reiteró que es "importante no cerrarse" a recurrir a las áreas de crecimiento ante un tema "tan importante como el de la vivienda que plantea problemas a tantas familias con dificultades para adquirir un piso".

"LA SITUACIÓN NO ES LA MISMA QUE EN 2007"

Por otro lado, el presidente del Ejecutivo resaltó que la situación actual "no es la misma que en marzo del año pasado", debido a que, según recordó, hay un sector de la construcción que tiene "dificultades". Por ello, apuntó que el Govern ha decidido adquirir solares, con el fin de construir viviendas protegidas, algo que, a su juicio, era "impensable" en otro momento.

En este sentido, estimó que la situación "delicada" en el sector de la construcción puede provocar que en este momento haya "más ofertas de venta de solares en suelo urbano y urbanizable", lo que, en su opinión, "no hubiera sucedido el año pasado". De esta forma, señaló que mientras haya propuestas "suficientes" de suelo urbano y urbanizable para cumplir los objetivos del Govern en materia de construcción de viviendas protegidas, "no recurriremos a otro tipo de suelo", como el rústico.

"Al final, lo que nos interesaría es que se presentasen muchísimas propuestas en urbano y urbanizable, aunque sólo lo sabremos en el momento del concurso", aseveró, al tiempo que insistió en que no se debe "eliminar totalmente" la posibilidad de que el Govern pueda construir en las áreas de crecimiento contempladas en el Plan Territorial de Mallorca.