Actualizado 02/04/2008 17:35 CET

Antich no escarta reunirse con los sindicatos de Spanair y subraya que su preocupación es mantener la sede en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, no descarta reunirse con los sindicatos de Spanair, en la que también participe el conseller de Movilidad, Gabriel Vicens, después de que los delegados sindicales hayan acordado enviarle una carta para instarle a pronunciarse "claramente" sobre la venta de la compañía e intervenga en la situación que se está produciendo entre la empresa y los trabajadores.

En una rueda de prensa, Antich remarcó que ante la incertidumbre de conocer quién va a comprar Spanair, su "máxima preocupación" es "no perder" la sede de esta compañía en Baleares, así como la situación de los trabajadores y el servicio que ofrezca esta empresa a los ciudadanos.

El presidente del Govern mostró su disposición a celebrar un encuentro con los sindicatos para analizar la situación de Spanair, ya que, según señaló, la compañía aérea "se encuentra en un momento en el que no se sabe exactamente quién la puede adquirir".

No obstante, indicó que aún no está pactada ninguna reunión y, por otro lado, subrayó que Vicens "ha hecho el trabajo que tenía que hacer en una situación de dificultad como ésta". En este sentido, apuntó que tanto él, como el conseller están siguiendo esta situación "muy de cerca y con todos los medios" para saber cómo se llevará a cabo la venta de Spanair, para lo cual, dijo que han mantenido conversaciones con la Dirección General de Aviación Civil, así como con las compañías implicadas y la Generalitat de Cataluña.