La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública balear se opone a la aprobación del decreto de demora

Hospital de día de Menorca
CAIB - Archivo
Publicado 19/10/2018 13:45:27CET

PALMA DE MALLORCA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Baleares (Adspib) se ha opuesto a la aprobación del decreto de garantía de demora anunciada este viernes por la consellera de Salud, Patricia Gómez.

Según ha informado la asociación en un comunicado, se encuentran "sorprendidos" por la aprobación del decreto "como solución a las injustificables listas de espera que los usuarios de la sanidad pública inexplicablemente deben soportar".

Este decreto establece plazos máximos para recibir asistencia sanitaria especializada, programada y no urgente, en la red pública de Baleares, y permite ofrecer a los pacientes alternativas en centros concertados o privados en caso de que se incumplan dichos plazos.

Los plazos máximos serán de 180 días naturales para intervenciones quirúrgicas y segundas consultas diagnósticas y de 60 días para primeras consultas externas y pruebas diagnósticas.

Por ello, la asociación ha criticado que hace dos años comenzó un plan de choque contra la lista de espera y se dijo que iba a costar 14 millones de euros que irían destinados a reducir a cero el número de personas que esperan más de seis meses para una intervención quirúrgica o más de dos meses para una consulta.

"Han pasado dos años y hay el mismo número de personas esperando una intervención quirúrgica, 13.587 pacientes con una demora media de 84,2 días y casi 900 personas esperando más de 6 meses", han explicado.

En esta línea, ha asegurado que esta medida "no supone otra cosa que transferir la actividad que debería realizarse en la sanidad pública a la sanidad privada, lo que conduce a un continuo de conflicto de intereses".

A su juicio, las listas de espera se merecen "un verdadero plan de transformación de la actividad" porque, según han señalado, "mientras los planes estratégicos no introduzcan mejoras estructurales y organizativas, estas solo están siendo maquilladas en base a la continua actividad extraordinaria de los propios profesionales".

Finalmente, han destacado que la solución al problema de las listas de espera "debe venir de la mano de la innovación en la gestión, de un detallado análisis de la situación y del compromiso de los profesionales con la empresa pública para la que trabajan, con los usuarios a los que atienden y con la mejora de la calidad del servicio público".