Actualizado 26/10/2018 12:34 CET

Baleares es la comunidad que más desestionalizó el turismo en el año 2017 con un crecimiento de 0,6 puntos porcentuales

Presentación del CES Memoria de Baleares 2017
EUROPA PRESS

   PALMA DE MALLORCA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Económico y Social de Baleares ha presentado este viernes la Memoria sobre la economía del trabajo y la sociedad de Baleares en 2017 y ha destacado que la región balear fue la que más desestionalizó el turismo con un crecimiento del 0,61 puntos porcentuales.

"Baleares ha crecido por debajo de la media de crecimiento turístico de las principales autonomías de 'sol y playa' con una caída de 2,5 puntos pero en términos de desestacionalización, es el destino que más ha crecido", ha explicado el presidente del CES, Carles Manera, en rueda de prensa.

El acto ha contado con la presencia del vicepresidente segundo, Alejandro Texías Muñoz, el secretario general del CES, Josep Valero González, la presidencia de la Memoria, Maria Llompart y el director de la Memoria, Ferrán Navinés.

Manera ha expuesto los tres capítulos de la Memoria, que se divide en Panorama económico, Mercado de trabajo y políticas de ocupación y Calidad de vida y estado del bienestar y ha detallado que se trata del "único recopilatorio completo de datos económicos, laborales y sociales de Baleares".

RENTABILIDAD HOTELERA

Asimismo, ha señalado como "muy importante" la "recuperación enorme de la rentabilidad hotelera", tanto en ingresos por habitación como en la tarifa media diaria, "fruto de la fuerte inversión que se ha hecho en el sector hotelero y que ha permitido mejorar su rentabilidad".

A continuación, ha asegurado que este modelo de crecimiento "tiene claras externalidades ecológicas" ya que "cuando la economía entra en recesión se mejoran los indicadores, pero cuando se produce la recuperación, se disparan las emisiones de gases en la atmósfera".

Por otro lado, ha lamentado que, en cuanto a innovación, "la crisis ha afectado a la región" puesto que en 2010 había un total de 523 empresas innovadoras, mientras que el año 2016 solo contabilizó 181 empresas.

"Tenemos un problema importante que tiene una correlación directa con la inversión limitada del Govern, por debajo de la media de España y es urgente una política de mayor investigación, desarrollo e innovación", ha añadido.

INVERSIÓN EN SANIDAD

Con respecto al sector de la sanidad, Baleares está recuperando posiciones en el ranking de los presupuestos iniciales por comunidades, en euros por habitante, ya que si la media de los últimos diez años ubicaba a la región en el lugar número 13, en 2017 la posición sería la nueve, "lo que indica el esfuerzo presupuestario realizado en la sanidad pública en los últimos años".

"Esto se expresa en el grado de satisfacción de la población en cuanto al sistema sanitario público porque se puede comprobar que, pese a los recortes presupuestarios a partir de 2010, que supusieron una pérdida de positiva percepción del sistema sanitario por parte de la población, desde 2015 se nota claramente una recuperación", ha destacado.

En esta línea, la Memoria recoge el primer mapa completo del sistema sanitario de Baleares, por tipo y categoría de centros y servicios, desglosado por islas y por titularidad pública o privada.

Así, hay un total de 3.243 centros identificados, de los cuales 3.015 forman parte del tejido privado, pese a que los grandes centros sanitarios de referencia son públicos. "Esta situación obliga a colaboraciones y sinergias constantes entre el sector público y privado", ha afirmado Manera.

Otros sectores como la construcción han conseguido recuperarse después de la crisis de 2008-2010 pero, según el presidente del CES, "aunque este motor de la economía balear haya salido de la crisis, sigue en una velocidad muy inferior a la que tenía antes de la misma".

OCUPACIÓN Y PARO

Desde el punto de vista de la Tesorería de la Seguridad Social, la recuperación se inicia en 2014 con tasas al alza y la EPA indica la recuperación a partir de 2013, con tasas desiguales, por debajo de las de la Tesorería.

Las estimaciones son dispares en una y otra fuente: 7,7 en la Tesorería de Ocupación en jornada completa y 1,4 en EPA, en horas de trabajo. "En cualquier caso, para 2017 los datos son positivos", ha remarcado Manera.

Por islas, el crecimiento de los afiliados más importante de 2017 se produjo en Formentera, con un incremento del 7,28% con respecto a 2016, mientras que Menorca se sitúa por debajo del crecimiento regional con un 4,35% y Mallorca e Ibiza se ajustan a la media, con un 5,60 y 5,58%, respectivamente.

Asimismo, el crecimiento demográfico se ha traducido en un crecimiento de la población no activa debido, según el estudio, a la fuerte caída de la población parada, mientras se da un incremento de la población ocupada.

Manera ha explicado que los asalariados aumentaron un 2% y eso se debe al crecimiento del sector privado, ya que el público cae un 3% y dentro del sector privado, el crecimiento se justifica por la proliferación de contratos temporales.

Por tanto, la estructura del mercado de trabajo viene definida por dos factores, el crecimiento de los contratos temporales sobre los indefinidos y el crecimiento de los fijos discontinuos (19%). "Todo ello favorece que Baleares tenga una tasa de ocupación del 56,1%, superior a la media nacional (48,7%)", ha añadido.

De este modo, la región se sitúa como la cuarta más baja en datos de paro en 2017 (12,4%), por detrás de Aragón (11,7%), Navarra (10,2%), País Vasco (11,3%) y La Rioja (12%).

Además, Baleares tiene la tasa más baja de paro de larga duración de 2017 (29,5%) y, según Manera, esto se explica porque la comunidad autónoma tiene los mejores datos de actividad y ocupación, aunque "no mejora en términos de precariedad".

Las ocupaciones más contratadas siguen siendo de baja cualificación, tanto para hombres como para mujeres. En el caso de las mujeres, destacan las camareras asalariadas (19,5%) y el personal de limpieza (15,7%), mientras que en los hombres destacan los camareros asalariados (16,4%) y los peones de construcción (5,3%).

OTROS DATOS

Por otro lado, la comunidad autónoma continúa siendo la región que más crece demográficamente, por delante de Aragón, Canarias, Cataluña, Madrid, Murcia, Navarra y el País Vasco, y seguirá crecimiento demográficamente en los próximos 15 años.

También han crecido los subsidios de paternidad, lo que sugiere "mejoras en la conciliación y la incapacidad temporal" frente a los tres subsidios más importantes: Maternidad, Incapacidad Temporal y Protección a la familia.

En cuanto a los datos de abandono escolar y de formación profesional, la región se sitúa a la cabeza con el 26,8% frente al 19% de la media nacional, "datos muy preocupantes, explicables por la estructura del mercado de trabajo y por las tasas de actividad y de ocupación mencionadas".

Por último, Manera ha señalado que Baleares, en la fase previa a la Gran Recesión, era la última comunidad en cuanto a crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB). No obstante, en la fase de la crisis se situó a la cabeza y, al finalizar esta, alcanzó la quinta posición (2,7%), por encima de la media nacional (2,5%).

Finalmente, en la etapa de consolidación del crecimiento económico, en 2017, Baleares se sitúa en la posición número 13 del crecimiento regional por comunidades autónomas con un 2,6%, por debajo de la media nacional (2,9%).

Lo mismo ocurrió en la renta per cápita, que en la fase de recuperación se sitúa la tercera de la cola con un 1,9% con respecto a la media nacional de 2,8%, y en 2017 se ubica al final con un 1,2%. "Se trata de un tema muy serio y, por eso, el Govern ha encargado al CES la elaboración de un estudio para 2030 con el fin de incidir en esta cuestión", ha concluido Manera.

Las Memorias del CES, que fueron un referente para los científicos sociales y las administraciones públicas, se publicaron anualmente entre 2001 y 2011 para después suspenderse entre 2012 y 2017. La recuperación de este informe forma parte de los Acuerdos por el Cambio del actual Govern.

Para leer más