Actualizado 07/07/2015 07:14 CET

Bauzá asiste a la prueba de wifi para playas en el Port de Pollença y espera que en 2015 se pueda extender a las demás

PALMA DE MALLORCA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha asistido este jueves a la prueba piloto de 'IB-Wifi Platges' en el Port de Pollença, presentada por Ib-Red y ha señalado que "espera que el año que viene se pueda extender el uso de la red wifi por todas las playas de Baleares".

Con motivo de su visita, donde ha sido recibido por el alcalde de Pollença, Bartomeu Cifre, y los socios de Ib-Red, Juan Ochogavía González y Alberto Navarro Rubio, Bauzá ha señalado que "el Govern impulsará a los inversores y emprendedores para que sus proyectos puedan conseguir de los fondos Feder el 50% de la bonificación de tota su inversión".

En este sentido, Bauzá ha expresado la "importancia de estar en continua actualización tecnológica tanto para acercar la tecnología al uso doméstico como al empresarial" y ha destacado también que esta nueva infraestructura se presenta como "un nuevo atractivo turístico y una oferta más de calidad, tanto para residentes como para turistas".

Cabe destacar que este proyecto ofrece áreas wifi de acceso gratuito en las playas de las islas a los residentes, visitantes y turistas de estas zonas del litoral. La prueba piloto se ha desarrollado en la zona turística de Pollença, donde se ubica su sede.

El proyecto provee de servicios de Internet y telefonía 4G y ofrece una banda ancha de "máxima calidad y velocidad que permite continuar con sus negocios, conexiones y descargas a aquellos que están en la playa".