La caída de la fecundidad pone en peligro el relevo generacional en Baleares, según un estudio de la Fundación BBVA

Publicado 28/11/2019 12:46:27CET
Variación de la Tasa Bruta de Natalidad en España entre 2000 y 2017.
Variación de la Tasa Bruta de Natalidad en España entre 2000 y 2017. - FUNDACIÓN BBVA

   PALMA DE MALLORCA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La caída de la fecundidad pone en peligro el relevo generacional en Baleares, donde la tasa de natalidad se sitúa en el -2,7 según un estudio publicado en Esenciales, una serie mensual de documentos divulgativos breves en los que trabajan la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

   Según ha informado el BBVA en un comunicado, la Tasa Bruta de Natalidad (TBN) --que mide el número de nacimientos por cada mil habitantes-- cae en el 90% de las provincias españolas entre 2000 y 2017, ya que solo en cinco ha aumentado el número de nacimientos por cada mil habitantes. Se trata de Lugo, Álava, Huesca, Ourense y Palencia. Por el contrario, Las Palmas, Tenerife, Cádiz, Jaen y Baleares son las provincias donde más ha caído la tasa.

   Ningún país de la UE-28 alcanza el índice de fecundidad de 2,1 hijos por mujer que garantiza el reemplazo generacional y la estabilidad de la población.

   En este contexto, España ha pasado de ser una de las sociedades europeas con mayor nivel de fecundidad, a ser el país de la UE-28 con el segundo índice de fecundidad más bajo, solo por detrás de Malta: mientras que en 1975 las mujeres españolas tenían de media 2,8 hijos, en 2017 ha descendido hasta los 1,3. Por regiones, todas, excepto Melilla, registran descensos, aunque las diferencias regionales son muy destacadas.

   Mientras en Melilla se alcanzan los 2,4 hijos por mujer, en Ourense, Tenerife o Las Palmas no llegan a 1. Entre 2000 y 2017, la tasa bruta de natalidad (nacimientos por cada 1.000 habitantes) cayó en 47 de las 52 provincias y el saldo vegetativo (diferencia entre nacimientos y defunciones) fue negativo en 42 regiones en 2018, casi el doble que a principios de siglo.

Contador