Publicado 12/08/2021 10:53CET

El Consell asegura que no ha recibido sanción por las medidas COVID en el Teatre Principal, aunque se levantó acta

Archivo - Teatre Principal de Palma.
Archivo - Teatre Principal de Palma. - CONSELL DE MALLORCA - Archivo

El Consell asegura que no se superó el porcentaje de aforo permitido, pero desde Cort indican que el acta fue por incumplir la obligación de dejar un asiento libre entre personas no convivientes

PALMA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Mallorca ha asegurado este jueves que el Teatre Principal de Palma no ha recibido ninguna sanción por incumplimiento de las medidas COVID-19 en el concierto del cantautor Quique González el pasado 30 de julio, si bien ha señalado que la Policía Local realizó una inspección y levantó acta.

Así lo ha indicado el Departamento insular de Cultura, Patrimonio y Política Lingüística en un comunicado. Según ha publicado el diario 'Última Hora', agentes de Policía Local levantaron un acta de propuesta de sanción por falta grave.

Fuentes del Ayuntamiento han informado a Europa Press de que los agentes levantaron acta por incumplir la obligación de dejar un asiento libre entre personas no convivientes en el público.

Según el Consell, en el momento de la inspección había un total de 313 entradas vendidas, de una capacidad total de 800 butacas. De estas entradas, 211 ocupaban el espacio de la platea, que tiene 298 butacas. "Por lo tanto, la ocupación del teatro, ni totalmente, ni contando sólo la zona de platea no superaba el 75 por ciento de su capacidad que establece la normativa actual", han señalado.

"El Teatre Principal en ningún momento superó la capacidad permitida por la normativa sanitaria. Estas cifras son las que constan en el acta de la policía local", ha afirmado el Consell.

El organismo insular ha añadido que desde el 10 de julio se había aumentado el porcentaje de aforo permitido del 50 al 75 por ciento y se comenzó a diferenciar entre los espacios donde se consume bebida y comida y aquellos que no.

También ha señalado que el 5 de agosto, los teatros públicos de las Islas (Alcúdia, Sa Màniga, Calvià, Artà, Capdepera, Lloseta y Mahón, Manacor, el Teatro des Born de Ciutadella) presentaron un escrito al Govern donde expresaban dudas respecto a los cambios y proponían una redacción alternativa.