Actualizado 17/10/2015 15:48 CET

El Consell y el Ayuntamiento de Palma visitan el yacimiento islámico de Almallutx

Yacimiento islámico en Almallutx
CONSELL DE MALLORCA

PALMA DE MALLORCA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Miembros del Consell de Mallorca han visitado esta semana el yacimiento islámico de Almallutx, invitados por los arqueólogos Jaume Deyà y Pablo Galera y el historiador medievalista Plácido Pérez.

Se trata de restos de lo que podría ser una de las últimas poblaciones islámicas refugiada en la Sierra de Tramuntana.

Por parte del Consell de Mallorca han asistido a la visita el vicepresidente segundo, Jesús Jurado; la directora insular de Patrimonio, Kika Coll; y el conseller electo de MÉS Lluís Apesteguia.

Asimismo, también lo han visitado la concejal de Palma del área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, Neus Truyol, el coordinador Josep Maria Rigo, y Celso García del departamento de Geografía de la UIB.

Los arqueólogos explicaron sobre el terreno las primeras conclusiones de las excavaciones que realizan desde 2010, así como algunos de los materiales que están recuperando del yacimiento islámico de Almallutx, un asentamiento de musulmanes que se refugiaron durante la conquista de 1229.

También expusieron las limitaciones y dificultades económicas que condicionan el avance de su trabajo, que hasta ahora ha sido posible gracias a aportaciones de particulares, voluntariado y una campaña de 'crowdfunding'.

La visita se realizó en la acera del embalse del Gorg Blau, propiedad de Emaya. Según ha informado el Consell, la empresa municipal ha facilitado las autorizaciones necesarias para que los arqueólogos puedan realizar su labor especialmente en los periodos que el nivel del agua es más bajo y quedan al descubierto los restos del asentamiento islámico.

El recorrido por la zona ha servido para que los estudiosos muestren la magnitud de su hallazgo, poniendo en antecedentes a las entidades políticas, que mostraron un gran interés.

El Consell ha explicado que "no se trata de un yacimiento cualquiera, ya que tiene muchas peculiaridades, entre ellas la imposibilidad de trabajar durante largos periodos, ya que la mayor parte de los restos se encuentran bajo el agua y sólo se puede acceder durante dos meses el año".

Esta situación ha mantenido el yacimiento en muy buen estado pero dificulta no sólo el estudio sino también poder acceder a las subvenciones del Consell de Mallorca por problemas de plazos.

En este sentido tanto Jesús Jurado como Kika Coll estuvieron de acuerdo en que el sistema de subvenciones actual "no es ni ágil ni fácil".

"Tenemos que estudiar la mejor manera de repensar el sistema de subvenciones para hacerlas accesibles a todo el mundo y que sean mucho más eficientes", ha mantenido Jesús Jurado.

La concejal Neus Truyol también se ha comprometido a estudiar la situación, "para ver de qué manera se pueden implicar, por el momento, facilitando el trabajo en un terreno que les pertenece, sin descartar futuras colaboraciones".

Así pues, los primeros pasos serán "intentar reunir el mayor número de implicados, tanto instituciones (Consell de Mallorca, Emaya, UIB, Ayuntamientos, Consorcio de la Serra de Tramuntana...) y la sociedad civil que puedan significar una aportación.

Por su parte, la directora insular de Patrimonio, Kika Coll, ha asegurado que el Consell de Mallorca "no sólo puede aportar dinero" sino también asesoramiento técnico y difusión, "ya que se trata de un periodo de la historia de Mallorca poco conocido y se debe potenciar".

Para leer más