Actualizado 13/07/2010 20:24 CET

Constituida la mesa laboral del SIP de Sa Nostra con 21 representantes de ocho centrales sindicales

Las cajas explican a los sindicatos que "hay casi 1.000 trabajadores mayores de 55 años que podrían ser prejubilables en tres años"

GRANADA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mesa de negociación laboral del Sistema Integrado de Protección (SIP) integrado por CajaGranada, Caja Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra se ha constituido este martes en Madrid entre las direcciones de las entidades y las secciones sindicales y contará con una amplia presencia de la parte de trabajadores, toda vez que en la mesa se sentarán 21 representantes de ocho sindicatos de las cuatro cajas.

Fuentes sindicales explicaron a Europa Press que este martes se constituyó legalmente la mesa laboral, formada por 21 miembros de la parte sindical, en concreto seis de UGT, cinco de CCOO, dos de SELG (Sindicato de Empleados de La General), dos por Unión Obrera Balear, dos por CIC de Caja Murcia, dos de Csica, uno por CGT y uno por Confederación de Cuadros de CajaGranada.

Las fuentes indicaron que esta "atomización" debida a la gran cantidad de sindicatos presentes en la mesa "hay más lento el proceso, pues cada central tiene su portavoz".

Agregaron que las 'empresas' han realizado una serie de propuestas iniciales, ante las que los trabajadores han demandando "más datos e información adicional para poder evaluar con más fundamento estas propuestas que nos ponen sobre la mesa".

De esta forma, según explicaron las fuentes sindicales, estas cajas de ahorros "nos plantean inicialmente que hay cerca de 1.000 trabajadores mayores de 55 años que podrían ser prejubilables en tres años" y agregaron que "entre las opciones para esas prejubilaciones se baraja plantear un expediente de regulación de empleo, al que se acogerían los trabajadores de forma voluntaria, y a los que se les ofrecería el 68 por ciento del salario bruto hasta la edad de jubilación".

Asimismo, se apuntan medidas de movilidad geográfica "pues habrá solapamiento de algunas oficinas y también en los servicios centrales" y precisaron que "la patronal ha asumido que esos traslados serían compensados económicamente, aunque no ha concretado cantidades". Ante esto, los sindicatos pidieron que se cuantifiquen los trabajadores afectados por estas medidas y que se concreten por provincias y localidades, así como que se concreten esas medidas.

Fuentes sindicales apuntaron a este respecto que "existen medidas que en principio no nos gustan y las rechazamos, pero estamos dispuestos a negociarlas, pues pedimos que las medidas sean siempre voluntarias y vemos que el acuerdo es posible".

Asimismo, los trabajadores precisaron que las partes no van a entrar a negociar una homologación salarial de los trabajadores de las diferentes cajas, al existir "situaciones muy diferentes entre las cuatro cajas que hacen imposible la homologación salarial", aunque sí pedirán que van a pedir la homologación para los trabajadores de las cuatro cajas que pasen a trabajar en la entidad que se cree para gestionar el SIP, donde las centrales demandan que "esos empleados vayan regulados por el convenio de ahorro, no de la banca". Además, reiteraron su petición de que "si la Ley lo permite esa sociedad no sea un banco sino una caja".

Agregaron que actualmente "existen una serie de intenciones por ambas partes, que debemos ir desarrollando, pues nos hacen falta datos sobre las plantillas, salarios, respetando siempre la Ley de Protección de Datos".

"Existe un espíritu de negociación y de llevar a buen puerto las conversaciones, aunque para ello la empresa debe recopilar los datos que pedimos", añadieron las fuentes sindicales, que apuntaron que existe "un abanico de posibilidades y de escenarios, algo lógico, teniendo en cuenta de que se trata de cuatro entidades".

GARANTÍAS LABORALES

Las secciones sindicales y representantes de las direcciones de CajaGranada, Caja Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra constituyeron este martes en Madrid la mesa de negociación laboral del Sistema Integrado de Protección (SIP) que se ha conformado entre estas cuatro entidades, donde existe el compromiso de respetar y mantener los puestos de trabajo de las cuatro entidades y donde habrá que conjugar un parámetro de "territorialidad".

En los primeros contactos, celebrados en Madrid, las partes ya apuntaron que la mesa de negociación laboral tendrá un reparto proporcional a la representación de los sindicatos, aunque existía el compromiso de que puedan estar en la mesa representantes de todos los sindicatos presentes en las cuatro cajas, de forma que dicha mesa "será algo amplia y compleja".

Los sindicatos destacaron la voluntad de las cajas de ahorros y el compromiso a "respetar los puestos de trabajo de las cuatro cajas y a que existen garantías de mantenimiento de empleo" y apuntaron que existía un parámetro de "territorialidad" que habrá que conjugar.