Actualizado 12/02/2011 11:43

Las enfermeras de Baleares podrán dispensar medicamentos sin receta

Encuentre entre la Conselleria y  el Colegio de Enfermeros.
GOVERN

PALMA DE MALLORCA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las enfermeras de Baleares podrán dispensar productos sanitarios y medicamentos que no necesiten receta gracias a un pilotaje que la Conselleria de Salud y Consumo comenzará en breve y para el que se ha iniciado un proyecto de formación de este colectivo.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, el titular de este departamento, Vicenç Thomàs, se reunió este viernes con los miembros de la nueva junta directiva del Colegio de Enfermería de Baleares, encabezados por la presidenta, Rosa Maria Hernández; la secretaria, Brígida Mora, y el tesorero, Miguel Bennàssar, para presentarse ante la nueva directiva e informarles de las iniciativas que afectan a este colectivo.

También estuvieron presentes en el encuentro el director general de Planificación y financiación, Juli Fuster, y la directora de Curas y Coordinación Sociosanitaria del Servicio de Salud, Patrícia Gómez.

Los representes del Govern informaron a la nueva junta directiva de que la Conselleria pretende también adscribir el personal de enfermería a cada tarjeta sanitaria, tal y como ya sucede con los médicos. De este modo, cada usuario podrá elegir a su médico y a su enfermera y tenerlos identificados en la tarjeta sanitaria.

En cuanto a formación especializada, en la actualidad los centros sanitarios públicos de Baleares ya pueden formar enfermeras especialistas en ginecología y obstetricia y, por primera vez, en salud mental en los hospitales Son Espases y Son Llàtzer. Ahora se está gestionando la acreditación de centros para desarrollar la especialidad de enfermería de familia y comunitaria, y próximamente, las especialidades de enfermería geriátrica y pediátrica.

También está previsto aprobar una normativa mediante la cual se regulará el nombramiento del director de los centros de salud. Será una orden que próximamente aprobará la Conselleria que evaluará el proyecto de gestión de los aspirantes, así como su capacidad de liderazgo y que no cierra la posibilidad de dirigir un centro de salud a ninguna profesión sanitaria.

Asimismo, se ha impulsado la asignación de una enfermera referente para los pacientes ingresados en los diferentes hospitales que permite personalizar la atención y, sobre todo, que el paciente disponga de una enfermera específica que conoce su proceso y le ayuda a adaptarse a su estado de salud.

Además, se ha creado la figura de la enfermera de enlace, que tiene la misión de coordinar los procesos asistenciales de atención a los pacientes mayores o que sufren enfermedades crónicas.

Otra de las líneas en las que trabaja la Conselleria es en la de vincular los contratos de gestión de los centros a objetivos relacionados con las curas de enfermería, y apoyar en los proyectos de atención primaria donde la enfermera tiene un especial protagonismo (formación de cuidadoras, consulta joven).

El Govern ha señalado que este colectivo profesional también juega un papel relevante dentro del ámbito de los sistemas de información al participar en el desarrollo del proyecto de historia de salud, el cual permite consultar la historia clínica en cualquier centro sanitario, e incluso en el domicilio del paciente y por el propio usuario.

Por otra parte, se ha creado la figura de la coordinadora de Salud y Género, que gestiona la enfermera Teresa Pozo. La Conselleria ha destacado el papel importante que desarrolla la Defensora de los Usuarios del Sistema Sanitario Público, función que realiza la enfermera Pilar Sánchez; así como la directora de Curas y Coordinación Sociosanitaria del Servicio de Salud, Patrícia Gómez.