Actualizado 05/07/2009 18:20 CET

La Fiscalía pide 8 años de prisión para el propietario de un bar de Can Picafort que intentó causar la muerte a un cliente

PALMA DE MALLORCA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma juzgará el próximo jueves, a partir de las 10.00 horas, a Wolfgang Karl A.U., acusado de homicidio en grado de tentativa a raíz de que en marzo de 2004 intentase causar la muerte a un cliente en el bar que regenta de Can Picafort (Mallorca). Es por ello que la Fiscalía pide para el procesado ocho años de prisión.

Además, tal y como expone el Ministerio público en su escrito de acusación, también solicita que se le prohíba al acusado acercarse a menos de 500 metros de su víctima, Carlos S.H., y comunicarse con ella, tanto a su domicilio como a su lugar de trabajo, así como comunicarse con él por carta, teléfono u otro medio por un tiempo de 10 años.

Asimismo, pide que indemnice a Carlos S.H. con 3.346 euros en concepto de responsabilidad civil por los días que tardó en curarse de las heridas padecidas, así como con 14.910 euros por las secuelas.

Según relata la Fiscalía en su escrito de acusación, Wolfgang Karl A.U. se encontraba sobre las 00.30 horas del 30 de marzo de 2004 en la barra del establecimiento de su propiedad, Son Rocco de Can Picafort, en la que también estaban Carlos S.H. y su suegro, quienes comenzaron a discutir y a raíz de ello el procesado les instó a salir del local.

No obstante, ante la negativa de Carlos S.H., el acusado salió de detrás de la barra con un cuchillo en la mano y, con ánimo de causarle la muerte, se lo clavó en el abdomen. Como consecuencia de los hechos, la víctima sufrió una herida inciso contusa en el abdomen con evisceración que tardó en curar 62 días, cinco de ellos ingresado en un centro hospitalario y 57 impedido para sus ocupaciones habituales, aunque aún le quedan secuelas.

Palma ja és una ciutat 30