Publicado 02/08/2021 17:09CET

El Govern autoriza incrementar en 570.000 euros el crédito para la ayuda de mantenimiento del paisaje agrario

Archivo - Consell.- El Govern autoriza incrementar en 570.000 euros el crédito para la ayuda de mantenimiento del paisaje agrario
Archivo - Consell.- El Govern autoriza incrementar en 570.000 euros el crédito para la ayuda de mantenimiento del paisaje agrario - CAIB - Archivo

PALMA, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Govern ha autorizado este lunes, a propuesta del Fondo de Garantía Agraria y Pesquera (Fogaiba), incrementar en 570.000 euros el crédito destinado a la convocatoria de ayudas para el mantenimiento del paisaje agrario de Baleares.

En una nota de prensa, la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha explicado que estas subvenciones pretenden compensar los gastos que conlleva el manejo de explotaciones diversificadas. También, "reconocer la labor beneficiosa para el agroecosistema".

Según el Govern, el aumento de crédito está motivado "por la gran demanda por parte del sector primario de las ayudas". En este sentido, ha recordado que en 2019 esta subvención disponía de una financiación de 2,6 millones de euros.

Con el aumento presupuestario, la convocatoria dispondrá de un crédito final de casi 3,2 millones. Este dinero procede, ha señalado la Conselleria, del impuesto del turismo sostenible (ITS). La distribución anual, por tanto, "ha sido de 2,6 millones en 2020 y 570.170,86 euros en 2021".

Las ayudas pretenden "dar un nuevo impulso" al sector agrario. Además, buscan "hacer visibles los beneficios de esta actividad para la sociedad, más allá de la producción de alimentos". Precisamente, ha remarcado "el problema del abandono de fincas de explotación extensiva por falta de rentabilidad".

ABANICO DE TIPOLOGÍAS DE EXPLOTACIÓN

El Govern ha puntualizado que en Baleares "hay todo un abanico de tipologías de explotación agraria". Estas van desde "la parcela de autoconsumo, hasta grandes explotaciones de monocultivos".

Sin embargo, también están las fincas de pequeñas y medianas dimensiones. Explotaciones que cuentan con diversidad de cultivos extensivos y arbolado, con presencia de ganadería. Son terrenos, según la Conselleria, "trabajados por uno o varios miembros de una familiar, la mayoría de las veces".

Este modelo de gestión agraria, ha afirmado el Govern, es el "más común en las Islas, que además estructura el territorio y le otorga identidad".

Asimismo, ha descrito estas fincas con parcelas diversas y manchas de bosque o monte dentro de sus límites. "Acostumbran a vender su producto en proximidad" a mercados o cooperativas. Y debido a "su baja capacidad" de reacción económica, "sufren más gravemente la decadencia del sector y la competitividad".