El Govern sustituye la tarjeta básica por una ayuda económica social que se ingresará directamente en cuenta

Publicado 15/07/2016 13:48:17CET

PALMA DE MALLORCA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Govern ha aprobado este viernes la sustitución de la llamada tarjeta básica por una prestación económica complementaria de las pensiones no contributivas.

Cabe recordar que, hasta ahora, las personas perceptoras de pensiones no contributivas de Baleares recibían la tarjeta básica, una tarjeta de crédito limitado para adquirir productos de primera necesidad en una serie de establecimientos comerciales.

Con este decreto, este funcionamiento por tarjeta será sustituido por un ingreso directo en la cuenta corriente del beneficiario.

La sustitución de la tarjeta básica por esta ayuda económica resolverá situaciones que impedían o dificultaban el acceso a la prestación. Entre los problemas detectados, está la pérdida de la tarjeta, la restricción en la compra de determinados artículos o los remanentes de crédito derivados de la diferencia entre el crédito disponible y el agotamiento _podían quedar céntimos en la tarjeta que no se gastaban. Además, la supresión de la tarjeta supondrá un ahorro en el gasto público, al eliminarse las cargas aplicadas por las entidades bancarias por conceptos de emisión, recarga o pérdida.

Estas modificaciones no afectan a las personas destinatarias, que siguen siendo los perceptores de pensiones no contributivas, ni a la cuantía de la prestación económica complementaria a la pensión que recibirán, que será de 175 euros anuales. Está previsto que el abono de esta ayuda económica se haga efectivo el próximo mes de septiembre.

Actualmente, en Baleares hay 7.912 personas perceptoras de pensiones no contributivas que perciben una pensión media de 367 euros mensuales. Son personas mayores de 65 años sin recursos económicos y personas con un grado de discapacidad superior al 65 por ciento sin ingresos.