Actualizado 07/12/2016 15:00 CET

Los hoteles deberán liquidar el impuesto turístico a partir de marzo por estimación directa, según la FEHM

Hotel de cuatro estrellas, hoteles, turismo, alojamiento
EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los establecimientos hoteleros de Baleares se verán obligados a liquidar, a partir de marzo, el impuesto de turismo sostenible por estimación directa, de acuerdo a la modificación prevista en este sentido en el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2017, según ha informado la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM).

En concreto, la modificación afecta a los módulos para la determinación del número total de días de estancia, en los que el Govern ha establecido una subida promedio superior al 10 por ciento (7 por ciento para los de tres estrellas; 9 por ciento para los de cuatro y 11 por ciento para los de 4 superior y cinco estrellas).

Tal y como ha señalado la FEHM en un comunicado, el Govern justifica la subida por la incorporación en sus cálculos de los datos de ocupación correspondientes al año 2016, que se han introducido sin tener en cuenta que el incremento mayor de estancias durante este año se ha producido durante la temporada alta -estancias que cuentan con una bonificación del 50 por ciento a partir del noveno día- y que el turismo familiar "es un eje clave en el portfolio de productos que Baleares ofrece, estando los menores de 16 años exentos de pagar el impuesto".

Ello lleva a los establecimientos, según los hoteleros, a que los resultados de liquidación sean muy superiores a la recaudación realizada, obligándoles a optar por el régimen de estimación directa.

Desde la FEHM recuerdan al Ejecutivo autonómico que el método de estimación objetiva fue diseñado tanto para facilitar la labor recaudatoria a los establecimientos hoteleros como para facilitar la labor inspectora y de seguimiento de la Administración.

Otras ventajas adicionales vinculadas a la reducción de burocracia con la aplicación de este régimen, añaden, "no han sido reales por el IVA que debe aplicarse al impuesto y que obliga a los establecimientos a tener que mantener unos registros de documentación similares al método de estimación directa".

La Federación subraya además que las cuantías ingresadas en concepto de ingreso a cuenta no coinciden con las que debieran resultar de aplicar los porcentajes establecidos en el reglamento del impuesto, lo que ha llevado a que los sustitutos del contribuyente -establecimientos hoteleros- "hayan tenido que liquidar cantidades muy superiores a las recaudadas, a la espera de que el próximo mes de enero se les compensen dichos desembolsos".

"Esta situación ha provocado grandes desajustes en las empresas al final de la temporada donde deben acometerse también otras obligaciones", recalca la FEHM, que considera "imprescindible" saber que las empresas han debido adaptar tanto sus sistemas informáticos como realizar procesos de contratación y formación de empleados, superando en más de 25.000 euros la inversión promedio que desde los establecimientos hoteleros se ha tenido que realizar para poder cumplir con las obligaciones previstas en la ley del impuesto turismo sostenible.

En este sentido, los hoteleros lamentan que la Administración "sigue sin valorar a la empresa como principal agente social donde empieza y acaba la rueda de generación de bienestar a través del empleo".

Sin haber hecho un primer balance, aseveran, "resulta paradójico que se esté planteando un incremento. Volvemos a intentar paliar los efectos derivados de la gestión deficiente de los recursos económicos restando competitividad al destino y a las empresas con efectos devastadores para el bienestar. El impuesto turístico no está orientado a afrontar retos sino a cubrir las debilidades del presente".

La renuncia al régimen de estimación objetiva podrá realizarse por parte de los establecimientos hoteleros entre el 1 y 31 de marzo de 2017 e implicará la inclusión en el régimen de estimación directa durante los ejercicios 2017 y 2018.