Actualizado 12/01/2009 20:13 CET

Los jueces de Palma decidirán su postura sobre la probable huelga el próximo 21 de enero

PALMA DE MALLORCA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta General de Jueces de Palma de Mallorca debatirá el próximo 21 de enero la postura que adoptará el colectivo sobre la huelga que estaba prevista para el 18 de febrero y que la Comisión Interasociativa Permanente ha acordado hoy, en una reunión mantenida esta tarde, que será una jornada de protesta de baja intensidad como una concentración o manifestación pública.

Así lo indicó a Europa Press el juez decano electo de Palma, Francisco Martínez Espinosa, quien además remarcó que los jueces de la capital balear podrán decidir o no ir a huelga, con independencia de la decisión adoptada en la Junta puesto que se trata de un "derecho individual".

No obstante, manifestó que la postura de este órgano será un "termómetro fiable" sobre la situación en la que se encuentra este colectivo en la isla.

Representantes de las cuatro asociaciones de jueces españolas -Francisco de Vitoria, Jueces para la Democracia, Foro Judicial Independiente y Asociación Profesional de la Magistratura (APM)- acordaron hoy en una reunión conjunta proponer la realización de protestas aún por definir, con el fin de hacer público el "malestar" existente en la carrera judicial debido a la falta de medios y a las críticas recibidas últimamente por parte de los poderes públicos.

Con esta iniciativa, que aún debe ser ratificada por las directivas de cada una de las asociaciones, pretenden evitar que el próximo día 18 de febrero los jueces españoles vayan a la huelga, tal y como ya han decidido diversas Juntas de Jueces como las de Málaga, Extremadura y Murcia.

Consideran que antes de llegar a una medida tan extrema como la huelga, que sería la primera que celebran los jueces de la historia, debe darse una oportunidad al Ministerio de Justicia y al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que avancen en un plan de mejora y modernización de la Administración de Justicia. Si estos avances no se producen, propondrían ir a la huelga el próximo 26 de junio.

Entre las reivindicaciones acordadas hoy por las cuatro asociaciones de jueces están la instauración "efectiva" de la nueva oficina judicial, la incorporación a los juzgados de las nuevas tecnologías, la revisión de las cargas máximas de trabajo, la conciliación familiar, aumentos salariales y medidas para que la fijación de la fecha de los juicios quede en manos de los jueces, y no de los secretarios judiciales, tal y como proyecta el Ministerio.

Palma ja és una ciutat 30