Más de 1.000 usuarios de la ITV adelantan la cita con el plan de choque del Consell de Ibiza

Actualizado 15/08/2015 13:29:37 CET

IBIZA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Ibiza ha destacado que el plan de choque para solucionar el colapso de la Inspección Técnica de Vehículos, ITV, ha permitido una reducción significativa de los plazos de la cita previa, que han pasado de más de 7 meses de espera a sólo 15 días.

El servicio telefónico de la ITV ha permitido que 1.012 usuarios adelantaran su cita. La consellera de Industria, Marta Díaz, ha manifestado que "la situación de colapso de la ITV era insostenible y este gobierno debía afrontarlo y estamos muy contentos por el resultado que está teniendo este plan de choque".

Según han informado desde el Consell, el servicio telefónico ha efectuado 3.860 llamadas desde que comenzó el plan, el 30 de julio.

Así, se ofrece el cambio de fecha a los usuarios que tenían cita en diciembre, enero, febrero y marzo. Del total de llamadas, 858 personas han optado por mantener la fecha y 1.052 la han avanzado.

El resto no han podido ser localizados, aunque han sido informados mediante mensajes sobre esta posibilidad. Tras el inicio del plan, se están llevando a cabo entre 308 y 328 inspecciones diarias.

La previsión es que a partir de septiembre se pueda aumentar esta cifra hasta las 400, ya con la plantilla completa, puesto que deben acabar el periodo de formación dos mecánicos inspectores que no habían trabajado anteriormente en el servicio.

Además, debe incorporarse un mecánico inspector, actualmente de baja. El plan también ha permitido reducir el tiempo medio utilizado para pasar la revisión. Ahora, los usuarios necesitan una hora aproximadamente, como máximo.

Marta Díaz ha dicho que "se está trabajando para lograr controlar las colas en la oficina y en las líneas de inspección, para que los usuarios tengan que invertir el menor tiempo posible en pasar la ITV".

Díaz ha asegurado además que se ha mejorado el trato a los usuarios, tanto en las oficinas, como en las líneas de inspección, al observarse también mejoras en el servicio.

La consellera ha recordado que "el refuerzo del servicio no ha supuesto, en ningún caso, un perjuicio para otro servicio del Consell" y ha reiterado que las contrataciones se han hecho a través de la plantilla laboral contractual.

"Ningún servicio del Consell, ni el Hospital Cas Serres, ni las escoltas, ni otro se verá perjudicado, porque la plantilla laboral es más que suficiente para cubrir las necesidades de sustituciones que se producen hasta finales de año", ha insistido.

Para leer más