Actualizado 30/12/2010 22:58 CET

Más de 1.500 personas se manifiestan en Palma por la independencia de los Países Catalanes

PALMA DE MALLORCA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Más de 1.500 personas se han manifestado esta tarde en el centro de Palma a favor de la independencia de los Países Catalanes, coincidiendo con la conmemoración de la Diada de Mallorca, y, también, han expresado su "irrenunciable" voluntad de preservar su existencia como nación.

En esta manifestación, que ha empezado en el paseo del Borne, han participado, entre otros políticos, el secretario general del PSM, Biel Barceló, el presidente de Esquerra, Joan Lladó, el diputado del PSM, Antoni Alorda, y la portavoz de Esquerra en el Parlament de Cataluña, Ana Simó. Todos estos han encabezado la manifestación sujetando una pancarta que rezaba el lema 'Som una nació. Autodeterminació'.

A su paso por la calle San Miguel, a la altura de la sede del Círculo Balear donde ha habido un fuerte despliegue policial, dos miembros de Joves de l'Esquerra Independentista de Mallorca (Cajei) y Maulets han desplegado una pancarta sobre un andamio que rezaba 'Contra la reforma laboral, la juventud unida'.

Minutos después, a su paso por la calle Olmos en el cruce con la calle Unión, se han producido disturbios entre la Policía Nacional y un grupo de manifestantes de estas mismas organizaciones independentistas tras el intento de quema de una bandera de España por uno de sus miembros.

Cuando los agentes han corrido para evitar que se produjera este hecho, un grupo de manifestantes que estaban apoyando al joven que la había prendido fuego han agarrado las sillas de la terraza de un bar cercano y han golpeado a los agentes. Tras ello, otro grupo de policías ha aparecido y ha empezado a aporrear a los alborotadores hasta disolver los disturbios. Como consecuencia, un hombre mayor, ajeno a la manifestación, ha resultado herido con una brecha en la frente y, también, dos agentes con heridas de carácter leve.

Al finalizar la marcha, varios jóvenes saharauis de Escola de Pau han leído un manifiesto en el que han reclamando el derecho de los Países Catalanes a la autodeterminación, para lo cual utilizan como "estandarte" "la palabra, el civismo y la democracia".

En esta línea, han expresado que "la firmeza y el convencimiento" de sus aspiraciones políticas y sus convicciones democráticas son "más profundas, más sanas y más sinceras" que las de aquellos que se obstinan en negar su derecho a existir como pueblo.

Por ello, han dejado "claro" que son una nación y, con esta marcha, han renovado su compromiso "vital" con la preservación y el desarrollo de su identidad nacional.

Asimismo, han expresado ser "conscientes" de que sus aspiraciones como nación son todavía "más necesarias y urgentes" cuando el "expolio sangrante" que infringe el Estado agrava "indecentemente" la crisis económica y hace "inviable" el bienestar de la ciudadanía.

Finalmente, se ha hecho una mención especial a favor de la independencia del pueblo saharaui, al apuntar que estos padecen una "injusticia vergonzosa" y que su derecho a la autodeterminación está por encima de los intereses económicos y estratégicos de los "Estados depredadores" -refiriéndose a Marruecos y a los países que son "cómplices-.

Cabe señalar que la plataforma 31-D cuenta con la adhesión de Asema, Bloc, Comité de solidaridad con Euskal-herria, Grup Blanquerna, ERC, Entesa per Mallorca, PSM, Lobby per la Independència, Joventuts de ERC, JEN-PSM, UOB y STEI.