El Mateu Orfila se convierte en el primer hospital de Baleares con un aparcamiento cubierto de placas fotovoltaicas

Aparcamiento del Hospital Mateu Orfila con las placas solares instaladas.
Aparcamiento del Hospital Mateu Orfila con las placas solares instaladas. - CAIB
Publicado: jueves, 1 diciembre 2022 16:21

MENORCA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Mateu Orfila de Maó (Menorca) se ha convertido en el primero de Baleares con un aparcamiento totalmente cubierto de placas fotovoltaicas gracias al Instituto Balear de la Energía (IBE).

Según ha explicado la Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática este jueves en nota de prensa, se trata de la mayor instalación de autoconsumo de Menorca y el proyecto de mayor envergadura que ejecutará el IBE este año, que podrá suministrar hasta el 18,5 por ciento de la electricidad que consume el centro hospitalario.

Además, teniendo en cuenta la parte que ya desarrolla el hospital en su cubierta, se produce el 26 por ciento de consumo de forma aproximada a través de energía limpia.

En palabras del vicepresidente y conseller, Juan Pedro Yllanes, "esta instalación es la culminación del éxito de la Ley de cambio climático y transición energética, y del trabajo que está desarrollando el IBE".

En este punto, ha indicado que gracias a esta instalación el hospital pagará a precio de coste la energía de las placas, lo que supondrá un ahorro para la administración y, por tanto, "un ahorro para los bolsillos de la ciudadanía".

"Además, cada vez que ponemos una instalación fotovoltaica, dejamos de emitir gases de efecto invernadero y seguimos contribuyendo a la descarbonización de nuestra comunidad autónoma", ha manifestado.

Yllanes ha subrayado que se trata del primer aparcamiento de un hospital público completamente cubierto con paneles fotovoltaicos que entra en funcionamiento en Baleares. "Todo lo que viene a partir de ahora debe seguir el ejemplo de lo que ha hecho Menorca, que vuelve a ser punta de lanza de la transición energética en las Islas", ha enfatizado.

Por su parte, la gerente del área de Salud de Menorca, Ana Trenado, ha agradecido la inversión hecha desde la Conselleria, que hace posible que el Mateu Orfila sea pionero en disponer de esta infraestructura.

Por último, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha resaltado la Ley "pionera" balear, que insta a instalar paneles fotovoltaicos en aparcamientos de grandes dimensiones antes de 2025. "Ya en 2022 hemos puesto en marcha el primer proyecto que instala paneles fotovoltaicos en el recinto de uno de los grandes consumidores de energía, como es un hospital", ha continuado.

En este punto, ha remarcado que próximamente se pondrá en marcha también la instalación de paneles fotovoltaicos en el parking del Hospital de Manacor y en otras muchas instalaciones del Govern. "En una situación de emergencia climática y energética como la actual, impulsar este tipo de proyectos y seguir la senda marcada por la Ley hacen que Baleares sea ejemplo en su compromiso de acelerar la transición energética", ha apuntado.

El proyecto ejecutado por el IBE ha supuesto la instalación de placas fotovoltaicas sobre el aparcamiento de 15.000 metros cuadrados del Mateu Orfila, que ha contado con una inversión de 1,5 millones de euros. Esta instalación dispone de una potencia máxima de 978,25 kWp, convirtiéndose en la mayor de autoconsumo de Menorca.

La energía anual producida gracias a esta instalación será de 1.213.914,2 kW/año, el 18,5 por ciento del consumo anual total del hospital, que es de 6.563.836 kW anuales.

Éste también es el proyecto de mayor envergadura que ha ejecutado el Instituto Balear de la Energía en 2022, y evitará la emisión de 932.356,3 kg de CO2/año.

La producción de las pérgolas fotovoltaicas permitirá reducir la factura eléctrica del Govern en 267.000 euros al año. El IBE facturará la electricidad a precio de coste en el Mateu Orfila, con unos ingresos por el Instituto de unos 91.000 euros anuales, lo que implicará un ahorro neto para el centro de 176.000 euros.

Estos ingresos irán destinados al mantenimiento de las instalaciones, así como a la reinversión en nuevos proyectos de autoconsumo en el Govern.

El Hospital Mateu Orfila es uno de los mayores consumidores de la isla, con alrededor de un 1,5 por ciento de la demanda total. La instalación de paneles fotovoltaicos para autoconsumo del Hospital fue adjudicada a Endesa X Servicios, SL por un importe de 1.256.630 euros y se ha destinado a cubrir las 350 plazas del aparcamiento.

Estos se añaden a los casi 400 kW instalados en 2019 en la cubierta, por lo que se convertirá en la mayor instalación de autoconsumo de la isla al superar de largo el MW de potencia.

Asimismo, se prevé la puesta en marcha de cinco puntos de carga dobles que supongan diez plazas de carga y que se nutrirán con la energía que se genere gracias a este autoconsumo.

La instalación de placas fotovoltaicas del parking de Mateu Orfila forma parte del Plan de Autoconsumo de la Comunidad Autónoma, que fue presentado el pasado día 3 de marzo de 2022 y que reducirá en al menos 13 millones de euros la factura de la luz en la Administración anualmente y producirá hasta 60 MW de potencia nuevos a través de energía fotovoltaica, de forma que acelerará la descarbonización de las Islas.

Así, se pasará del 2,4 por ciento actual de renovables en la Administración pública a cubrir hasta el 34,4 por ciento con estas instalaciones.

El plan, previsto para el periodo 2022-2026, también tiene la previsión de reducir cerca de 52.000 toneladas de CO2/año, el equivalente a ocho meses al año sin vehículos en la Vía de Cintura de Palma.

El Plan de Autoconsumo del Govern tiene como objetivo acelerar la descarbonización de la Administración pública y, por este motivo, las instalaciones se centrarán en diversas áreas de actuación, dando prioridad a este tipo de acciones en entornos urbanos para acelerar la transición energética.

En total, se llevarán a cabo 166 instalaciones de placas solares. De ellas, el 84,9 por ciento se ubicarán en Mallorca, el 7,1 por ciento, en Menorca; el 6,6 por ciento, en Ibiza, y el 1,4 por ciento en Formentera.

En este sentido, se prevé que el 47 por ciento de estas 166 instalaciones sean flotantes, es decir, que se ubiquen en láminas de agua, como en las balsas de regadío, y que generen aproximadamente 28 MW de potencia.

Asimismo, un 20 por ciento se llevará a cabo sobre aparcamientos de la Administración y generarán hasta 12,2 MW, mientras que un 19 por ciento de las instalaciones se ubicará en tejados y cubiertas de edificios públicos, generando 11 MW.

Finalmente, con el objetivo de minimizar el consumo de territorio, sólo un 14 por ciento de las instalaciones se harán en tierra, generando 8,6 MW.

Más información

La nova Bicipalma ja està aquí