Publicado 02/09/2020 14:04:33 +02:00CET

El nuevo edificio de Ports IB en Sant Antoni ya es una realidad tras una inversión de 855.000 euros

El conseller, el alcalde y los responsables de Ports IB, con los trabajadores.
El conseller, el alcalde y los responsables de Ports IB, con los trabajadores. - CAIB

IBIZA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo edificio de Ports de Balears en Sant Antoni de Portmany ha sido inaugurado este miércoles por el conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons. La construcción ha tenido un coste de 855.000 euros, sin IVA.

Pons ha recordado que no es la primera inversión que Ports IB ha realizado en Sant Antoni y ha destacado que los últimos cinco años se han invertido cinco millones en distintos proyectos, "que eran reivindicaciones históricas y necesarias" como la reforma y embellecimiento del paseo marítimo, la nueva instalación eléctrica del puerto o la actuación de seguridad en la playa de Ses Coves Blanques.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, en el acto de este miércoles Pons ha estado acompañado por el alcalde de Sant Antoni, Marcos Serra, y el vicepresidente del Consell de Ibiza, Javier Torres.

El nuevo inmueble se ubica en el mismo lugar que el anterior y tiene un volumen similar, pero se ha alineado con la fachada de la cofradía de pescadores, mejorando sensiblemente el paso de peatones.

Así, en términos estéticos se ha llevado a cabo una propuesta que homogeneiza la imagen exterior del edificio con el resto de edificaciones en el puerto.

Adicionalmente, se ha renovado también la fachada de la cofradía de pescadores para crear así un conjunto de estética unificada.

El conseller Pons ha destacado que el nuevo edificio se configura como un espacio adecuado al número de puestos de trabajo y presenta los servicios necesarios, tanto para el desarrollo del trabajo del personal de Puertos como para los usuarios, puesto que las antiguas instalaciones no tenían baños ni vestuarios, entre otros.

La edificación que anteriormente albergaba las oficinas de Puertos era una construcción de piedra arenisca (marès) de los años 60-70 dimensionada a las necesidades de aquel momento. Por ello, se acordó su demolición y la construcción del nuevo inmueble.

Pons ha asegurado además que continuarán con nuevos proyectos, siempre desde el acuerdo con el Ayuntamiento, como la renovación de las pérgolas que supondrá la inversión de cerca de un millón de euros.

Contador