Publicado 07/07/2021 11:08CET

Ocio de Ibiza cree que el sector va a seguir parado y confía en poder reabrir a finales de julio

Pista de baile durante una prueba piloto del ocio nocturno en el Hard Rock de Ibiza, a 25 de junio de 2021.
Pista de baile durante una prueba piloto del ocio nocturno en el Hard Rock de Ibiza, a 25 de junio de 2021. - Germán Lama - Europa Press

IBIZA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Ocio de Ibiza ha reconocido temer que el sector "va a seguir parado" y que la reapertura de las discotecas se retrase ahora a finales de julio, siempre dependiendo de la evolución de la pandemia.

Así lo ha manifestado a Europa Press el gerente José Luis Benítez, recordando que sus previsiones iniciales eran reabrir estos locales en la primera quincena del presente mes tras constatar los buenos resultados de la prueba piloto celebrada en Ibiza hace casi dos semanas.

Desde la patronal han lamentado también que a nivel nacional se quiera volver a cerrar el ocio nocturno. "En Ibiza no hemos abierto. Estamos cerrados y hemos hecho una prueba piloto que ha resultado maravillosa, pero es verdad que por causas ajenas las cosas se están complicando y lo único que haremos será acatar lo que nos digan", ha manifestado José Luis Benítez.

Según ha reiterado, a corto plazo dudan poder reabrir, más si siguen proliferando fiestas ilegales o botellones que pueden aumentar el número de contagios. "Estos días soy más bien pesimista", ha asegurado el gerente, quien ha confiado en poder tener actividad por lo menos durante dos meses esta temporada.

Según Benítez, con la incidencia de casos en Baleares y los datos a nivel nacional, el sector "volverá a pagar los platos rotos", recordando también que "todo lo que está pasando no tiene que ver con nosotros" puesto que el sector sigue cerrado en las Islas.

"Se ha demostrado que las cosas, si se quiere, se pueden hacer bien, pero si no se controla lo que se está haciendo mal, al final pagamos todos", ha añadido.

Benítez ha explicado además que Baleares es "un conjunto" y así, lo que pase en Mallorca afecta a Ibiza y al contrario. "Si se abre, se abrirá para todos y ahora se nos penaliza por lo que está pasando en Mallorca o Menorca", ha lamentado.

El sector mantiene contactos con el Govern "casi a diario" puesto que, según ha recordado, estas empresas no pueden abrir de un día para otro y necesitan una previsión. "Trabajar con esta incertidumbre es muy complicado", ha lamentado.

De hecho, ha asegurado que algunas empresas van a perder dinero puesto que habían comenzado a realizar contrataciones y a montar sus negocios. Benítez ha reiterado también su preocupación por la proliferación de fiestas ilegales en Ibiza.

"Se veía venir. No era difícil adivinarlo", ha lamentado el gerente, recordando que "esto está creando un grave problema en la Isla", en referencia a un caso de Covid detectado en una de estas fiestas.

Contador

Para leer más