28 de mayo de 2020
 
Actualizado 22/05/2020 9:49:35 +00:00 CET

El Parlament difunde la historia de su edificio y el funcionamiento parlamentario en vídeos en redes sociales

Fotograma de uno de los vídeos divulgativos sobre la historia del edificio del Parlament.
Fotograma de uno de los vídeos divulgativos sobre la historia del edificio del Parlament. - PARLAMENT IB

Busca ser una herramienta alternativa a las visitas que diariamente organiza la institución, suspendidas por la crisis sanitaria

PALMA DE MALLORCA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El Parlament balear ha lanzado un conjunto de vídeos en redes sociales para difundir la historia del edificio, antigua sede del Círculo Mallorquín, y el funcionamiento de la institución.

En total hay ocho vídeos, elaborados desde el Servicio de Comunicación y Divulgación Institucional del Parlament. Se han publicado en YouTube, Instagram y Twitter, y detallan la historia de cada una de las salas de las principales salas del edificio y su uso actual.

"Esta iniciativa es una decisión más para que el Parlamento continúe abierto a la sociedad, también en unos momentos complicados como los que vivimos debido a la pandemia de la Covid-19", ha declarado el presidente del Parlamento, Vicenç Thomas.

De este modo, espera que "la ciudadanía encuentre útil esta nueva ventana que se abre para que todos puedan conocer más la sede del poder legislativo de Baleares".

Esta iniciativa busca ser una herramienta alternativa a las visitas que diariamente organiza la institución, suspendidas actualmente debido a la situación sanitaria. Estos vídeos se suman a la audioguía para teléfonos móviles de la institución, creada hace unos meses.

EL EDIFICIO DEL PARLAMENT

El edificio sede del Parlament, situado en el casco antiguo de Palma, se encuentra en un entorno de interés histórico y artístico junto a otros grandes edificios como el Palacio de la Almudaina, la Catedral, el Palau March, el Ayuntamiento de Palma o el Palau Reial del Consell de Mallorca.

El edificio se construyó entre los años 1848 y 1851 como sede del Círculo Mallorquín, entidad recreativa y cultural de la alta sociedad mallorquina. El arquitecto que dirigió las obras fue Antoni Sureda Villalonga.

De la estructura interna original queda poca huella, ya que su configuración actual es fruto de la gran ampliación y reforma que se llevó a cabo entre los años 1913 y 1918. Para llevar adelante esta reforma se organizó un concurso a nivel estatal que ganó el arquitecto catalán Miquel Madorell.

Como espacio de ocio el Círculo se organizaba en secciones: una sección de esgrima, una de billar, una de idiomas, una de pintura y dibujo, una de literatura con su biblioteca, una sección de canto, etc. Con todo, según destacan desde el Parlament, mucha gente aún recuerda el Círculo Mallorquín por los bailes y las fiestas en las que la aristocracia mallorquina tomaba parte, y por otro lado, por el casino, a disposición únicamente de los socios de la entidad.

También fue un lugar donde se recibían a los más altos mandatarios del Estado en sus visitas a Mallorca, como el rey Alfonso XIII, el presidente de la República Niceto Alcalá Zamora y el general Franco durante la dictadura.

En 1983, tras la aprobación del Estatuto de Autonomía de las Illes Balears, el edificio fue adquirido por el Parlament para ubicar su sede. Las antiguas salas de juego son ahora salas de comisiones, las salas de billar son despachos, las salas de tertulia son espacios utilizados para actos protocolarios y para reuniones, y la sala de baile, fiestas y conciertos es actualmente el hemiciclo parlamentario.

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 1990, por lo que goza de la máxima protección patrimonial.

Contador

Para leer más