Publicado 14/04/2021 14:07CET

El PP de Menorca insiste en que las medidas de prevención se ajusten a la incidencia real

MENORCA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP de Menorca ha denunciado este miércoles que considera "negativo y pernicioso" para la economía de la isla "la falta de flexibilidad" con la que se aplican las medidas de control sanitario y las restricciones por el coronavirus en el uso de espacios públicos y lugares de reunión. "Son severamente desproporcionadas en relación a la incidencia real de la pandemia", han apuntado.

Por este motivo, el grupo municipal del PP en Ciutadella y el Grupo Popular en el Consell de Menorca han presentado sendas iniciativas al pleno para solicitar a la máxima institución insular y al Consistorio que reclamen al Govern la rectificación de las medidas actuales "hacia otras más flexibles y benévolas que puedan ayudar cuanto antes a la recuperación de la economía".

La consellera del PP Misericordia Sugrañes y la edil del Ayuntamiento de Ciutadella Juana Maria Pons coinciden en recordar que no será hasta el 9 de mayo cuando las comunidades autónomas podrán decidir "con mayor libertad" las medidas de prevención que adoptan en sus territorios.

Sin embargo, han considerado que el margen actual es suficiente y que en un territorio discontinuo como el de Baleares es fácil acomodar las medidas de control a la situación real de cada una de las islas.

Las 'populares' han puesto acento en el "enorme esfuerzo y sacrificio" que ha realizado la sociedad, en general, a lo largo de un año "con el objetivo de ganarse un respiro, una tranquilidad y una normalidad". "Consideramos un poco decepcionante y hasta severo que las medidas no se hayan atenuado y acompasado con la baja incidencia actual", han indicado.

La portavoz del PP en el Consell de Menorca, Misericordia Sugrañes, ha añadido que "la sociedad en su conjunto está reclamando atenuar las restricciones sin bajar la guardia en los puntos de entrada a la isla, y, sin embargo, el Govern prácticamente no ha cedido en la desescalada que le correspondería ya a la isla".

En este punto, ha subrayado que "se da un trato más riguroso a la isla que al resto de los territorios de Baleares", algo que Sugrañes no duda en atribuir a una "tendencia discriminatoria" por parte del Govern. "Una vez más el Govern desatiende las peticiones que se plantean desde Menorca y hace también caso omiso de las peticiones que ha planteado la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora", ha añadido.

Por su parte, la concejala de Ciutadella ha criticado la imposición de unas limitaciones que "muchas veces se han demostrado contradictorias e incoherentes con otras medidas". Además, ha recordado "el hartazgo de los ciudadanos y la asfixia que esto representa para muchos negocios, con el consiguiente riesgo de pérdida de puestos de trabajo".

Para leer más