Socialistas de Ibiza dicen que Serra "se ha dejado estafar" en la negociación del traspaso de competencias turísticas

Actualizado 02/07/2015 9:31:04 CET

IBIZA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Federación Socialista de Ibiza, FSE, Vicent Torres, ha considerado que el presidente del Consell, Vicent Serra, "se ha dejado estafar" en la negociación del traspaso de la promoción turística, ya que la previsión económica establece "cantidades ridículas" y además, el articulado de la ley prevé que el Govern retenga para sí mismo diferentes ámbitos de gestión y decisión, de manera que "la competencia no será plena", según ha dicho.

Torres ha mostrado su "absoluta decepción" por el acuerdo anunciado este viernes y ha dicho que el hecho de que el Govern del PP ponga sobre la mesa esta propuesta "es una muestra del menosprecio del ejecutivo de Bauzá hacia la autonomía y capacidad del Consell de Ibiza, como ha hecho durante todo el mandato, ya que sólo se ha dedicado a recortar recursos, servicios, inversiones y autogobierno".

Asimismo, ha dicho que el hecho de que el Consell acepte el acuerdo, con el que sólo se recibirán 1,1 millones en 2015, "es una demostración de la escasa capacidad de Vicent Serra de defender de los intereses de nuestra isla".

Según Torres, "Formentera ha mostrado una actitud más valiente, de rechazo a la propuesto, que es prácticamente insultante para los Consells". "El máximo previsto de 2,2 millones no llega ni a las cantidades que recibía Ibiza a través de la Fundación y del resto de convenios durante el anterior mandato progresista y eso que no teníamos la competencia", ha dicho Torres.

El secretario general de la FSE-PSOE ha lamentado además que el Govern retiene parte del control y del presupuesto de promoción turística. Así, del presupuesto total de la Agencia de Turismo de Baleares, el ente dedicado exclusivamente a la promoción, sólo se traspasan 5,8 millones de euros, cuando el presupuesto total de la agencia ha ascendido a los 18,4 millones en 2014.

En relación a la "reserva de competencias" que hace el Govern con la propuesta, destaca de manera negativa, según el socialista, "que quieren que cualquier trato con otras instituciones pase por ellos y coarta las posibilidades de cualquier isla de poder llegar a acuerdos con otras comunidades autónomas con el Gobierno central o con otras ciudades y países".

Según Torres, el Govern mantiene la capacidad de invertir en temas que considere "de interés suprainsular", lo que da pie a que el Ejecutivo balear "podrá interferir en las labores de promoción". "El Govern se queda la mayor parte del pastel para controlar y gastar el mismo", ha insistido.

Para leer más