Un total de 771 matrimonios se rompieron en Baleares en el segundo trimestre, un 2,3% más

Actualizado 10/10/2018 15:11:25 CET

PALMA DE MALLORCA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los órganos judiciales de Baleares recibieron 771 demandas de disolución matrimonial entre abril y junio de este año, lo que supone un aumento del 2,39 por ciento respecto al segundo trimestre de 2017.

La tasa de disoluciones por cada diez mil habitantes se situó en 6,8, ligeramente por encima de la media de todas las comunidades autónomas, que fue de 6,5.

Así se desprende del informe que trimestralmente elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial con datos relativos a la actividad de los juzgados de primera instancia con competencia en familia, que ha sido difundido hoy con los del segundo trimestre de este año.

En este segundo trimestre han mostrado incrementos interanuales todas las formas de disolución en el archipiélago balear, salvo las demandas de divorcio consensuado, un total de 484, que han sido las mismas que las registradas durante el mismo periodo que el año anterior.

Las 252 demandas de divorcio no consensuado son un 5,4 por ciento más que el año anterior; las 25 de separación consensuada, un 8,7 por ciento más; y las 10 de separación no consensuada un 42,9 por ciento más que las presentadas en el segundo trimestre de 2017.

El número de demandas de nulidad en las Islas ha sido únicamente una durante el segundo trimestre de 2018, durante el mismo periodo en 2017 no se presentó ninguna.

DATOS NACIONALES

Casi 30.000 parejas se divorciaron o separaron en España en el segundo trimestre de 2018 --entre abril y junio--, un 1,7 por ciento más que en los mismos meses del año anterior.

En concreto, se registraron 28.063 divorcios y 1.449 separaciones y todas las formas de disolución matrimonial experimentaron incrementos interanuales, salvo las demandas de divorcio consensuado (17.077) que apenas descienden un 0,1 por ciento. Por su parte, las 11.986 demandas de divorcio no consensuado son un 4 por ciento más que en los mismos meses del año anterior.

Ente las parejas que se separaron en este periodo, 983 lo hicieron de manera consensuada, un 5,4 por ciento más que en el mismo trimestre de 2017; y 466, de forma no consensuada, un 5,9 por ciento más que las presentadas entre abril y junio del año anterior. Asimismo, hubo 32 demandas de nulidad, un 11,1 por ciento menos que en el mismo periodo de 2017.

Por comunidades autónomas, el mayor número de demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes se ha dado en Canarias (7,7 por ciento), seguida de la Comunidad Valenciana (7,5 por ciento); Cataluña (7 por ciento), La Rioja (6,9 por ciento), Andalucía e Islas Baleares (6,8 por ciento) y Murcia (6,7 por ciento). Las tasas más bajas se han registrado en Castilla León (4,8 por ciento), Aragón (5,2 por ciento) y País Vasco (5,3 por ciento).

En cuanto a las demandas de modificación de medidas en procesos de separación y divorcio, las consensuadas se han incrementado un 12,1 por ciento y las no consensuadas han tenido un ligero descenso del 0,4 por ciento respecto al segundo trimestre de 2017.

Por su parte, las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales han tenido incrementos interanuales. Las 5.420 demandas que fueron consensuadas experimentaron un incremento del 6,4 por ciento en el segundo trimestre de 2018 y las 7.789 demandas no consensuadas se incrementaron un 4,7 por ciento.

Contador