30 de marzo de 2020
 
Actualizado 27/09/2008 17:10:11 CET

El vocal mallorquín, Antoni Monserrat, asegura que en el CGPJ no se hará 'seguidismo' de nadie y "mucho menos en grupo"

PALMA DE MALLORCA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) - -

El nuevo vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Antoni Monserrat, aseguró hoy que en el órgano judicial "no se hará 'seguidismo' de nadie y mucho menos en bloques cerrados", puesto que, según dijo, es una postura que comparten todos los miembros que lo componen.

En sus primeras declaraciones realizadas tras tomar posesión de su cargo el pasado martes, el magistrado mallorquín se refirió a la posible politización de dicho órgano, y aclaró que su función es "hacer política, y estudiar cómo mejorar la Administración de Justicia, que no es lo mismo que "hacer 'politiqueo' u obediencias partidistas".

Al respecto, aseveró que "ni él, ni ningún otro compañero que él conozca ha recibido ninguna indicación de cómo debería actuar en ningún aspecto, a pesar de todo lo que se ha dicho", argumentó. No obstante, precisó que "otra cosa distinta es que cada uno de nosotros tenga su manera de pensar" y "una visión política determinada", como cualquier otro ciudadano.

INTENCIÓN DE LLEGAR A ACUERDOS

Asimismo, destacó la predisposición de todos los miembros del CGPJ para llegar a acuerdos y consensos, dejando de lado, por el momento, "los problemas que no serán tan fáciles de resolver". "Estamos dispuestos a hablar de todo, sin ninguna clase de reticencia ni perjuicios", remarcó.

El vocal de CGPJ consideró que Carlos Dívar es la persona "más adecuada" para presidir del órgano de gobierno de jueces, "por su capacidad de dialogo, y porque no se le conocen malas relaciones con nadie", explicó. Asimismo, destacó la "categoría profesional y técnica" de Dívar, quien, recordó, es el presidente de la Sala del Tribunal Supremo.

Por otro lado, apuntó que el próximo martes comenzará un trabajo "entretenido", como es el pactar y distribuir los miembros de la diferentes Comisiones del CGPJ.

Por último, el magistrado expresó su agradecimiento hacia aquellos compañeros de otras comunidades autónomas que apoyaron la candidatura de Baleares, al tiempo que recordó que la configuración de los nuevos miembros que componen el CGPJ ha estado precedido de un proceso "muy complicado" de candidaturas.