Actualizado 26/09/2022 19:13

Los 27 piden a Bruselas reevaluar si debe adaptar las restricciones de visados tras la huida de reservistas rusos

Archivo - Banderas de la UE junto a la sede de la Comisión Europea
Archivo - Banderas de la UE junto a la sede de la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

BRUSELAS, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos europeos han pedido este lunes a la Comisión Europea que "supervise, evalúe y, si es necesario, actualice" las directrices que estableció a principios de mes para limitar los visados a ciudadanos rusos, con la intención de aunar posiciones respecto a la respuesta que la Unión Europea debe dar a los desertores que huyen de Rusia tras la llamada a filas de 30.000 reservistas por parte del régimen de Vladimir Putin.

La primera reunión a Veintisiete para evaluar la situación ha tenido lugar este lunes a nivel de embajadores, en el marco del Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés), y ha servido para constatar que persisten "diferencias importantes" entre los países, según han indicado a Europa Press fuentes europeas.

Por ello, los embajadores han pedido a la Comisión Europea recabar información actualizada sobre el impacto real de la huida de reservistas ya que, según fuentes europeas no se han registrado grandes movimientos, y decidir si es necesario revisar las últimas orientaciones de Bruselas sobre la limitación de visados a Rusia publicadas el pasado 9 de septiembre.

Esta revisión, según han trasladado las delegaciones a los servicios comunitarios, deberá realizarse "teniendo en cuenta las preocupaciones de seguridad" que tienen varios Estados miembro.

A finales de la semana pasada Bruselas se resistió a tomar partido sobre la acogida que se debe dar los rusos que huyen para no combatir en la guerra contra Ucrania con el argumento de que son los Veintisiete los que deben establecer un "enfoque común" y advirtiendo de que hay cuestiones de seguridad a valorar.

Los Estados miembro pueden recurrir a razones de seguridad nacional u orden público para impedir el paso en su frontera, apuntó entonces el Ejecutivo comunitario, pero deben cumplir estrictamente el Derecho europeo e internacional que obliga a atender "caso por caso" las peticiones de asilo que puedan llegar a su territorio.

Así las cosas, la presidencia rotatoria de la UE que ocupa ahora República Checa convocó a los embajadores para iniciar la reflexión en el IPCR sobre cómo encajar las obligaciones internacionales y las divergencias entre países como Alemania que ya han dicho que hay que abrirse a la acogida y aquellos más prudentes, como los bálticos, por estar en primera línea con Rusia.

En el debate de este lunes, los Estados miembro tuvieron ocasión de tener una discusión "sustancial y útil" con expertos de las distintas agencias europeas competentes en la materia, incluidas la guardia de costas y fronteras (Frontex) y el Servicio Europeo de Acción Exterior.