Al Abadi ordena enviar a los equipos de defensa civil a las zonas de Irak afectadas por el terremoto

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi
AKO RASHEED/REUTERS
Actualizado 13/11/2017 10:20:16 CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ha asegurado este lunes que ha dado orden de enviar a los equipos de defensa civil a las zonas afectadas por el terremoto de magnitud 7,4 en la escala de Richter registrado este domingo en la región fronteriza entre Irán e Irak, que ha dejado más de un centenar de muertos en ambos países.

En un comunicado publicado en la página web de su oficina, Al Abadi ha recalcado que "sigue de cerca" la situación, expresando su deseo de que "los ciudadanos iraquíes se encuentren bien". "Dios salve a Irak y a los iraquíes", ha remachado.

En la parte iraquí se ha informado de al menos seis muertos y 500 heridos en la región del Kurdistán, aunque todo apunta a que la cifra podría aumentar, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

Por su parte, el Departamento de Emergencias iraní ha detallado que alrededor de cien personas han muerto y más de un millar han resultado heridas en el país a causa del seísmo, afirmando que el balance podría aumentar en las próximas horas, tal y como ha recogido la cadena de televisión iraní Press TV.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) ha informado de que el epicentro del corrimiento se ha localizado a 32 kilómetros al sur-suroeste de la localidad iraquí de Halabya a una profundidad de 33,9 kilómetros.

Las autoridades iraquíes han informado de que la intensidad del seísmo es de 6,5 en la escala de Richter y han de que se ha sentido en varios puntos del país, incluida la capital, Bagdad.

El Centro Sismológico del Instituto de Geofísica de la Universidad de Teherán ha registrado igualmente el seísmo, que se ha podido sentir en Kuwait, Siria, Turquía o Líbano. Tras el corrimiento principal se han producido varias réplicas, una de las cuales habría alcanzado la intensidad 6, según las autoridades iraníes.

Irán e Irak están situados sobre varias fallas tectónicas y son relativamente frecuentes los terremotos. El terremoto más grave de los últimos años ha sido el de 2003 en Bam, en el sureste de Irán, que provocó 31.000 muertos.